Lanzamiento: Mitsubishi Outlander Diamantes con más brillo

La marca japonesa reorientó el concepto estético y preservó la base mecánica de uno de sus más emblemáticos SUV.

Por Publimetro Colombia

710w es la salida del sistema de sonido premium rockford fosgate, que tiene un diseño acústico específicamente concebido para la cabina del outlander 3.0.

Para Mitsubishi, la llegada de la tercera generación Outlander significa mucho más que la actualización de uno de sus modelos más exitosos en el mercado internacional, es también el inicio de una nueva era de diseño y tecnología, con la que prometen ser más amigables con el medio ambiente.

El fabricante tomó como punto de referencia la plataforma del modelo anterior y realizó importantes modificaciones estructurales para darle más rigidez al conjunto y brindar total comodidad hasta para siete pasajeros. Pese a lo anterior el nuevo modelo conserva la distancia entre ejes y el ancho de su antecesor, mientras que las demás dimensiones no variaron significativamente.

El referente estético de esta generación proviene del modelo conceptual PX MiEV, presentado en 2009, por lo que ahora el Outlander tiene una apariencia más fluida y trazos sutiles que mejoraron en 7% su eficiencia aerodinámica, una visión diametralmente opuesta a las líneas agresivas de la segunda generación. La reingeniería a la que fue sometido el SUV japonés también le ayudó a perder hasta 125 kilos, según la versión.

El Outlander está dotado con un generoso equipamiento de serie, que incluye techo corredizo, faros delanteros HID con sensor de encendido, cámara de reversa y aire acondicionado bi-zona, entre otros. La seguridad también es un pilar fundamental de esta tercera generación, por lo que incorpora siete airbags, control de estabilidad y asistente de arranque en pendientes; lo anterior, sumado al rediseño de su estructura, le permitió obtener la máxima calificación (cinco estrellas) en las pruebas de EuroNCAP, así como la distinción Top Safety Pick+ del organismo estadounidense IIHS.

Tal como en la versión saliente, el nuevo Outlander está animado por dos propuestas mecánicas: la primera recurre a un motor cuatro cilindros de 2,4 litros y 166 caballos de potencia ($83.900.000), mientras que la segunda variante acoge un propulsor V6 de tres litros y 227 hp ($93.900.000); ambas se gestionan con transmisiones de seis marchas, con control de cambios en la columna de la dirección, solo que en el 2,4 litros es de tipo CVT, en tanto que en el 3,0 litros es automática con convertidor de torque.

Otra importante novedad de este Outlander es la incorporación de un sistema 4WD inteligente, con tres programas de manejo: 4WD Eco, en condiciones normales prevalece el ahorro de combustible al enviar todo el torque al eje delantero; 4WD Auto, distribuye el torque a todas las ruedas en forma automática y según las condiciones de marcha, y 4WD Lock, en donde se condiciona la transferencia de torque al eje que tenga mayor tracción.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo