Aún es inevitable envejecer, expertos endocrinólogos dirán que tan eficaces son las fórmulas

Por publimetro

Aunque muchos guarden la esperanza de que en pocos años existirá el medicamento de la eterna juventud, parece que la fórmula está más lejos de lo que se cree, sin embargo, hay varias teorías que hay que discutir para determinar hasta qué punto es bueno o no   recomendar el consumo de hormonas, como la testosterona o la del crecimiento, para vitalizar las células.

Lo que sí es cierto, es que la expectativa de vida de las personas en Colombia está aumentando. Se puede decir que para el 2050, el 20% de la población del país será mayor de 75 años. Hoy en día lo es tan solo el 3 ó 4%.

Temas tan controversiales como este, se tratarán en el V Curso Internacional de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo que tendrá lugar del   3 al   6 de abril en el Complejo Hotelero El Dorado (Hoteles Sheraton, Marriot y Capital).

De acuerdo con los especialistas de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo, ACE, entidad encargada de la organización del evento,   el tema del uso de terapias contra el envejecimiento está preocupando mucho al cuerpo médico de endocrinólogos debido a la cantidad de personas que están   consumiendo libremente hormonas para tratar de retardar el envejecimiento del cuerpo.

La doctora Luz Ángela Casas Figueroa, presidenta de la ACE, explica: “Todo el mundo jura que poniéndose cierta clase de hormonas se va a rejuvenecer y si eso fuera así, estaríamos todos gozando de la eterna juventud, por eso debatiremos las investigaciones.   A todos nos interesa saber cómo mantener las células en un mejor estado”.

Además, agrega: “Muchas hormonas se han puesto en investigación y actualmente hay controversias sobre su poder anti-envejecimiento, por eso no es adecuado que una persona reciba alguna de éstas   sin ningún tipo de control”.

Según el doctor William Rojas, vicepresidente de la ACE, “hay varios riesgos con las terapias anti-envejecimiento. Hacer que las células sean inmortales puede aumentar el riesgo de que se vuelvan cancerosas, además, aún no se sabe cómo compensar la pérdida fisiológica (normal de los procesos metabólicos que tiene el cuerpo) para evitar daños”.

Por ejemplo, el doctor Rojas advierte que   “muchas personas caen en el error   de usar   la hormona del crecimiento sin asesoría médica   creyendo que mejorarán la masa muscular y la resistencia del hueso, pues estas características se van perdiendo con el paso de los años; entonces, muchos pretenden ser señores de 80 años con cuerpo de una persona de 30 y eso   no es así”.

Cirugía bariátrica

Otro de los temas candentes que se tratará en el   curso tiene que ver con la eficacia de a cirugía bariátrica para combatir la obesidad.

“Cada día hay más personas obesas. Los porcentajes han crecido enormemente en el país, y más del 52% de la población en Colombia tiene sobrepeso y/o obesidad. Eso es muy preocupante”, refiere la doctora Casas Figueroa.

Dadas esas alarmantes cifras, es que se ve la necesidad de discutir uno de los tratamientos más usados para contrarrestar la obesidad, como es la cirugía bariátrica.

“Hay una cosa clara y es que la facturación de los cirujanos por cirugía bariátrica es altísima y resulta que está demostrado que lo que baja de peso es dejar de comer. Las personas con esa cirugía bajan de peso los primeros meses , porque se someten a una dieta especial, pero cuando el paciente empieza a tener sus hábitos normales vuelve y se engorda”.

Frente a esto asegura que lo que hay que hacer es cambiar los hábitos alimenticios. “Para mí es más comida chatarra un sancocho o un plato de lechona que una hamburguesa”, sostiene el doctor Rojas.

Cáncer de tiroides

El cáncer de tiroides también un tema que se tratará en el curso. En este punto, está en controversia la dosis de yodo radiactivo que debe recibir un paciente con esta enfermedad para controlarla. “Hay tratamientos con yodo radiactivo   cuyas dosis se están dando en cantidades más altas o mas bajas   de las recomendadas y eso es lo que hay que discutir; por ejemplo, hace 20 años se daba de rutina 150 milicurios (equivale a una unidad de radioactividad), hace 15 años se bajó a 100, y desde hace tres años hay controversia porque se dice que con 30 milicurios es suficiente, es decir,   5 veces menos de lo que se daba hace 30 años”, explica el doctor Rojas.

MÁS DE VIDA CON ESTILO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo