La oncología de precisión, la luz de esperanza para pacientes con cáncer

Según la Organización Mundial de la salud, el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo y en el 2018 fallecieron por esta enfermedad 9,6 millones de personas.

Por Ariadne Agamez Lombana

Keith Taggart, un hombre de 62 años, abogado y agente de bienes raíces en Oklahoma, Estados Unidos; tenía una vida tranquila y saludable. Llevaba una rutina sin excesos y bajo los estándares normales de un hombre activo. Hace cuatro años todo cambió. Empezó a sentir que tenía un abultamiento en su mejilla. Cada vez que con sus dedos se tocaba la cara sentía el bulto. No sabía qué podía ser, así que acudió al médico.

El cirujano oral que lo atendió de inmediato decidió que debía retirarlo y así lo hizo. Siguiendo los procedimientos lo envió a patología y luego del estudio correspondiente, salió el resultado. Keith tenía cáncer en las glándulas salivales.

Keith dice: “no me preocupó el diagnóstico, porque finalmente ya me lo habían sacado”. Sin embargo, ese fue el comienzo de un largo camino. Inició un tratamiento de radiación, un procedimiento con el que “sentía que me quemaba y empecé a tener dolor en cada uno de mis dientes”.

Los abultamientos empezaron a salir en diferentes partes de su cuerpo, parecía que nada detenía su crecimiento. Pasó por cerca de 12 cirugías, que cada vez eran más invasivas, y varios tratamientos de radiación.

Un día su médico le dijo que el cáncer linfático que él padecía era tan invasivo, “que ya no podía con él”. El cáncer había hecho metástasis y ahora afectaba sus pulmones, hígado y riñones; además, los bultos lograban duplicar su tamaño en solo cinco días.

La oncóloga que lo revisó por última vez en el 2017 le dijo que lamentaba decirle que no le quedaban más de tres o cuatro semanas de vida. Sin embargo, le contó que había recibido unas cartas en las que le anunciaban que en Houston se estaban adelantando unos estudios clínicos con un fármaco nuevo.

La luz de esperanza

Cuando Keith escuchó sobre estas pruebas, sin dudarlo le pidió que le ayudara para aplicar. Hizo los contactos directos con Bayer, la compañía que estaba desarrollando el fármaco, y se realizó las pruebas genéticas indispensables para poder cumplir con los requisitos e iniciar el tratamiento de oncología de precisión.

En enero del 2017 comenzó a someterse a tratamientos con el fármaco larotrectinib, con el que logró manejar su enfermedad. “Yo podía sentir que a los cuatro o cinco días los tumores habían desaparecido. Me hicieron exámenes y descubrieron que así era, los tumores desaparecieron”, dijo Keith.

En enero pasado cumplió dos años de tratamiento, cada cuatro semanas viaja a Houston para realizarse los controles correspondientes y los exámenes de rutina. “Esta terapia me salvó la vida”, dijo Keith visiblemente emocionado.

El tratamiento

Los avances de la ciencia han permitido que el cáncer pueda ser tratado con terapias definidas de acuerdo al ADN del paciente. Partiendo de la premisa que algunos tumores son causados por alteraciones específicas en los genes.

Bayer desarrolló un fármaco que actúa cuando el cáncer presenta una fusión de los genes denominados NTRK. Por lo que solo a través de estudios específicos se puede determinar si el tumor del paciente tiene la alteración y puede recibir el tratamiento específico.

Según un estudio clínico prospectivo realizado a 843 pacientes con tumores avanzados y que se sometieron a pruebas genómicas, el 49% de los pacientes presentó una alteración potencialmente tratable.

Isabela Werneck, Patóloga Quirúrgica, explicó que el fármaco inhibe al NTRK, lo que permite que la célula cancerosa pare de proliferarse y muera. “Este fármaco ayudaría a cualquier tipo de cáncer en el que se haya fusionado el gen NTRK. Todo depende del examen con el que se determina el gen que está alterado y así poder utilizar el medicamento específico”.

Werneck destacó que con este fármaco no importa cuál parte del cuerpo o tipo de tumor se tenga, porque si presenta la fusión del gen NTRK, el medicamento funciona. “Cualquier paciente con cualquier tipo de cáncer puede presentar la alteración del NTRK, así sea en baja frecuencia”, puntualizó.

¿Qué es la oncología de precisión?

Gilberto Castro, oncólogo del Hospital Sirio Libanes, ICESP, en Sao Paulo, Brasil; explicó que la oncología de precisión es una estrategia donde se tienen en cuenta las características del paciente para determinar el tratamiento.

“Se trata de conocer las características específicas de su tumor, que en la mayoría de las veces son genéticas, donde se intenta hacer la identificación de factores que son útiles para el tratamiento o la prevención, teniendo en cuenta las particularidades de cada persona”, dijo Castro.

La oncología de precisión desplaza los métodos tradicionales contra el cáncer como son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Procedimientos que son invasivos y que buscan destruir las células tumorales, pero que, muy frecuentemente, causan daño a las células no cancerosas que se encuentran en la misma área.

“Las personas deben discutir siempre con su doctor para saber si existe la posibilidad de hacer algunos exámenes más específicos del tumor y determinar cuál puede ser el tratamiento más eficiente, menos tóxico y con menos efectos secundarios; porque cada paciente y cada tumor es diferente, esto no es un tratamiento para toda la gente”, agregó el oncólogo.

El futuro en Colombia

Por ahora el medicamento ha sido aprobado por la FDA en Estados Unidos desde noviembre de 2018, en el resto de países de Latinoamérica, así como en Colombia, se encuentra en los procesos de regulación para poderse comercializar en el país.

Luz Cubillos Garzón, vicepresidente de Asuntos Médicos División Pharmaceuticals de Bayer para Latinoamérica, explicó que en el país ya se están adelantando los protocolos con el Invima para la aprobación del medicamento, pero mientras tanto los pacientes tienen otros mecanismos para acceder al tratamiento.

“La compañía tiene los programas tradicionales, uno es a través de los estudios clínicos, nos encargamos que los oncólogos sepan que el producto está disponible y que si tienen pacientes los podemos incluir en el estudio. También tenemos el programa de uso compasivo de medicamentos, en el que la compañía dona el medicamento o por medio del programa de paciente único, en el que el médico solicita el medicamento y se hace la importación”, explicó la doctora.

_______________________________________________________________

La frase

“Yo podía sentir que a los cuatro o cinco días los tumores habían desaparecido. Me hicieron exámenes y descubrieron que así era, los tumores desaparecieron”, Keith Taggart, paciente de cáncer que está en tratamiento.

_______________________________________________________________

Las cifras

  • 9,6 millones de personas murieron en el mundo por el cáncer, según la Organización Mundial de la Salud.
  • 18,1 millones de nuevos casos fueron diagnosticados en el 2018, según la Organización Mundial de la Salud.
  • 3000 pacientes son diagnosticados con cáncer fusión TRK al año, según Learn About TRK Fusipon Cancer.

_______________________________________________________________

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo