Cinco recomendaciones para el cuidado de hipoglucemia

Una caída drástica en los niveles de azúcar no solo puede llevar a experimentar desagradables síntomas, sino que además puede poner en riesgo su salud.

Por PUBLIMETRO/MG

Dolor de cabeza,  cansancio y mareo son algunos de los síntomas iniciales que presentan los pacientes diagnosticados con hipuglicemia, la cual no es considerada como una enfermedad sino una condición que se presenta cuando la glucosa en la sangre es más baja de lo normal.

La hipoglucemia o baja de azúcar puede ocurrir por diversos motivos, entre ellos:

   Liberación excesiva de insulina en la sangre.

  Liberación de insulina muy lenta en la sangre.

  Agotamiento muy rápido de la cantidad de glucosa en la sangre.

Además ésta puede presentarse con manifestaciones muy sutiles que muchas veces el paciente no reconoce. Además, contribuye a que los órganos vitales no puedan funcionar como deberían por la falta de glucosa.

El origen de la hipoglicemia es muy variado. En personas con diabetes generalmente ocurre por el uso inadecuado de insulina, ayunos prolongados, el incumplimiento de los horarios para comer o el ejercicio físico intenso que aumenta el consumo de glucosa. 

Así mismo, en algunas ocasiones es provocada por trastornos hormonales, tumores en el páncreas, infecciones graves, el consumo exagerado de bebidas alcohólicas, alguna insuficiencia renal o hepática y la interacción entre ciertos medicamentos.

“La mejor manera de evitarla es con una dieta controlada y completa que suministre todos los nutrientes que el cuerpo requiere a la hora que los necesita”, dijo Luis Fernando Dorado, médico endocrinólogo de Colsanitas.

Tenga  en cuenta las siguientes recomendaciones para tener un buen manejo de esta condición:

1.Planifique sus comidas y refrigerios: es importante regular su alimentación y así evita saltarse comidas y refrigerios, esto le permitirá  evitar los episodios que causa esta condición.

2.Aumente el consumo de alimentos: tenga en cuenta que al realizar  actividades físicas intensas es fundamental  incrementar el consumo de alimentos en pequeñas porciones. Adicional a esto, hable con su médico sobre la posibilidad de ajustar la dosis de insulina cuando haga más ejercicio o coma menos de lo habitual. El hecho de no comer regularmente o de no consumir suficientes calorías y nutrientes pueden provocar un desequilibrio.

3.Consuma azúcar: como no se trata de una enfermedad, no existen medicamentos que se formulen especialmente para los índices bajos de azúcar en sangre. Los signos característicos desparecen a los pocos minutos de consumir azúcar, ya sea en forma de caramelos o tabletas de glucosa, zumo de frutas, agua con varios terrones de azúcar o leche (que contiene lactosa, un tipo de azúcar).

4.En caso de ser diabético:  disponga, además de la insulina, de una hormona (glucagón) que estimula el hígado para que produzca grandes cantidades de glucosa. Esta hormona también se administra en inyección y logra restablecer la glicemia al cabo de 5 a 15 minutos de inyectada

5.Visite a su médico: en caso de sufrir mareo, cansancio en exceso o dolor de cabeza,  solicite a su médico de confianza, una prueba de tolerancia a la glucosa. Esta ayudará a confirmar el diagnóstico.

Lea también

Especial cáncer de mama

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo