El Festival Visiones y la creatividad en redes sociales

Columna de opinión sobre el octavo Festival Visiones de México en Colombia.

Por Mauricio Barrantes

En tiempos en los que el discurso en redes sociales se analiza más que una ponencia de un congreso académico, prefiero recordar con apego mis momentos incoherentes que hacerle cacería a los de los personajes públicos. Yo he tenido varias joyas dignas de reinados, libros oportunistas y tendencias en Twitter. Sin embargo, prefiero seguir pensando que las noticias que valen la pena están en los festivales culturales, en las políticas públicas del sector y en la vigilancia sana que se le debe hacer a las empresas que vuelven negocio lo que siempre tuvo que quedarse como arte.

Recuerdo con cierta vanidad las palabras de un profesor chileno, Cristian Antoine, que dijo en una clase de gestión cultural que quienes trabajamos en este sector “éramos buenas personas”. Aunque creo que quien se considera a sí mismo bueno, tiene su esencia viciada, sí coincido en que promover la literatura, el cine, la música, las artes plásticas y la educación ayuda a construir una mejor sociedad. Por eso, para alimentar dicha vanidad, opto por omitir los memes de las embarradas públicas de Peñalosa y me concentro en pensar acerca de cómo los espacios culturales pueden servir a otros a satisfacer sus deseos de consumo artístico.

“Agua en que mil formas me encuentras siempre más libre que la luz del sol”, es la cita que utiliza la cuenta de Instagram del Fondo de Cultura Económica en Colombia para anunciar la visita de Carmen Boullosa al octavo Festival Visiones de México en Colombia, que irá del 3 al 16 de septiembre. Debo decir que estoy medio obsesionado con Instagram y la forma en que algunas cuentas lo aprovechan para narrar historias de ficción y de no ficción. Adaptar una novela, una crónica o un cortometraje al formato y al lenguaje de esta red social, en vez de limitar la creatividad, la potencia. Así, encontramos cuentas buenísimas de ficción como @puraficcionstories o propuestas periodísticas que nacieron desde la academia como @losestanmatando.

Tanto Instagram como el Centro Cultural Gabriel García Márquez, lugar en el que se llevará a cabo el Festival Visiones, son escenarios en los que la cultura converge. Y es que hoy hablar de espacios físicos y digitales de manera separada es desconocer que la producción creativa cuenta con plataformas diversas de publicación. La televisión ya no está solo en el televisor, la literatura no está solo en los libros y el buen periodismo le huye cada vez más a los medios tradicionales. Por eso, para enterarme sobre la programación del Festival Visiones y de por qué Jalisco será el invitado de honor, prefiero acudir a las stories o a los post de la cuenta de @fcecolombia y así conectar los hashtags que utilizan con otros discursos que conforman uno más completo que el que podría encontrar en la reseña de un periodista o en el comunicado oficial.

El festival tendrá de todo, desde el concierto Paz sin Fronteras en el Teatro Colón, pasando por almuerzos literarios, ciclo de cine México-Colombia y hasta una exposición tequilera. Aunque no soy tan creativo como Peñalosa para escribir tuits de una profundidad literaria que roce la incoherencia, espero poner en marcha al máximo mis ideas para que mis publicaciones personales sobre el festival logren, al menos, tener una narrativa que tenga sentido para mi familia y amigos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo