Los libros de fútbol que recomiendo

En días de Feria del Libro en Bogotá, Alejandro Pino Calad lo invita a leer fútbol con esta lista de libros clave.

Por Alejandro Pino Calad

Illona llega con la lluvia y para mi la Feria del Libro en Bogotá siempre llega con la misma pregunta tanto de conocidos como de desconocidos: "¿hermano, qué libro me recomienda?". Y no crea, es una pregunta que implica una responsabilidad enorme: por un lado el que me pregunta eso asume que tenemos el mismo gusto, y eso es muy difícil. Porque sí, a todos nos puede gustar la prosa de Fiebre en las gradas o el lirismo de Fútbol  sol y sombra, pero pocos tienen las tripas para aceptar la cruda historia que nos cuenta Juego socio: fútbol y crimen organizado y no a muchos les interesa la Teoría Crítica como para recomendarles Fútbol postnacional, aunque debo admitir que mi fe en los hinchas lectores vuelve cada vez que alguien me pregunta en dónde conseguir Soccernomics.

Mejor dicho, si usted quiere un libro sobre fútbol, un libro de fútbol o un libro con fútbol (que no son lo mismo), voy a tratar de separar cuatro líneas para darle recomendaciones que le sirvan si quiere abrir su cabeza a nueva información que va más allá del deporte, si quiere leer ficciones sobre fútbol, si quiere ponerse ñoño y meterle teoría a esto o si quiere, como todos, conocer más historias, anécdotas y datos de esta maravillosa pasión.

 

La otra cara del fútbol

Toda mi carrera se ha centrado en luchar por un periodismo que asuma que el fútbol no sólo es un espectáculo, sino que es una práctica social que es utilizada y se apoya en otras estructuras de poder. Por eso el fútbol fue la puerta de entrada del narcotráfico a la sociedad colombiana, por eso el fútbol es la mayor herramienta de control hoy en día; por eso es el negocio perfecto. Tanto, que aún se está revelando cómo se beneficiaron los dirigentes de la FIFA con él. En fin, estos son libros para los que quieren ver más allá de 22 personas dando espectáculo, son trabajos investigativos y analíticos que, además, muestran el deber ser del periodista que trabaja en deportes:

– Soccernomics (en español se llama "El fútbol es así"): puede ser la mirada más interesante que se haya escrito sobre el fútbol como industria cultural. Simon Kuper y Stefan Szymanski hacen un análisis económico para explicar el éxito de determinados equipos y el fracaso de otros. Brillante.

– Juego sucio: fútbol y crimen organizado: Declan Hill puede romperle el corazón a más de un inocente que piensa que el fútbol es sólo bello. Se trata de una investigación periodística seria y muy profunda sobre cómo las mafias de todo el mundo usan y abusan del fútbol profesional. Por supuesto, Colombia tiene un buen lugar en estas páginas.

– El milagro de Castel Di Sangro: el periodista Joe McGinniss hace la crónica de la increíble e histórica temporada del Castel di Sangro, un modesto equipo del centro de Italia que llegó a la Serie B a mediados de los 90. Lo que comienza como un trabajo de periodista deportivo clásico (alegría, color, triunfos, derrotas), de pronto se convierte en el relato de un investigador que descubre el peso de la mafia en el fútbol italiano de la época y los usos políticos de la pasión de tantos. Poderoso.

– El 5-0: un periodista que respeto como Mauricio Silva, viejo compañero de tribuna y de tertulia, hizo una investigación puntual sobre lo que pasó antes y después de ese famoso partido de 1993 en Buenos Aires, del que parecía saberse todo. Pero no…

– ¿Cómo se robaron la copa?: David Yallop hace un reportaje extenso, crítico y durísimo en el que desenmascara la relación de la Fifa con el poder y en el que cuenta cómo Joao Havelange y su sucesor Sepp Blatter convirtieron al fútbol en la industria más poderosa del planeta. Es realmente bueno.

– Fútbol, una religión en busca de un dios: el genio único de Manuel Vázquez Montalbán se despacha con su análisis de la realidad del fútbol mundial a finales de los 90′s. Una mirada vital al deporte como cultura, industria, espectáculo y escenario político.

– Historias negras del fútbol argentino: otro señor periodista, Alejandro Fabbri, le cuenta cómo la política y los intereses económicos han manejado el tan famoso y tan pasional fútbol gaucho. Es una joya.

– El nacimiento de una pasión: ya que hablamos de Fabbri, los amantes del fútbol argentino tiene que leerse este gran trabajo en el que cuenta la verdadera historia detrás de los clubes de ese país. Es una rareza, pero es buenísimo.

– Los amos del juego: el investigador Ignacio Gómez (subdirector de Noticias UNO y en mi concepto uno de los adalides de la libertad de prensa en este país) desenmascaró en los 80′s la oscura relación del fútbol y el narcotráfico. Es un libro rarísimo, no lo va a encontrar en la Feria, pero es básico para entender muchos cómos y porqués. Por supuesto, a Gómez le tocó utilizar un alias, el de José Ignacio Rodríguez, para cuidar su integridad tantas veces amenazada desde que hacía parte de la Unidad Investigativa de El Espectador.

– Guía políticamente incorrecta del fútbol: lo confieso: es el libro que soñé escribir, pero lo hicieron los periodistas brasileños  Jones Rossi y Leonardo Mendes y a ellos les quedó mucho mejor de lo que yo lo podría haber hecho. Historias breves sobre el origen del fútbol y sobre grandes mitos de este deporte, por supuesto centradas en Brasil, el balompié carioca y el paulista. Tal vez por eso aún pueda yo contar la versión colombiana… (suspiro y voy por un trago)

 

Fútbol literario

El fútbol es tan maravilloso que puede llevarnos a ficciones encantadoras. Novelas, recopilaciones de cuentos y otras bellezas están en esta lista:

– El día en que el fútbol murió: querido hincha del Junior, no deje de leer esta novela de Andrés Salcedo que retrata la Barranquilla de los 50 y la rivalidad entre los tiburones y el Sporting con el telón de fondo de la historia de Heleno da Freitas vestido de rojiblanco. Es una delicia de relato.

– Cuentos de fútbol: Federico Díaz Granados, poeta y terriblemente santafereño, selecciona siete maravillas de grandes autores hispanoamericanos como Rubem Fonseca, Roberto Fontanarrosa, Camilo José Cela y Mario Benedetti. Recomendado a más no poder.

– Autogol: pasándonos a la ficción, recomiendo esta gran novela de Ricardo Silva que muestra el patetismo del ser colombiano con el trasfondo del asesinato de Andrés Escobar. Ficción tan cercana a la realidad que duele.

– Fútbol. La novela gráfica: si a usted le gustan los cómics y novelas gráficas, esta de Pablo Ríos y Santiago García es rarísima y maravillosa.

– Puro fútbol: la recopilación de los cuentos futboleros del gran Roberto Fontanarrosa, hincha de Rosario Central y autor de “19 de diciembre de 1971″, para muchos el mejor relato sobre la pasión que genera la pelota. Si lo ve, cómprelo, sin dudar.

– Calcio: Juan Esteban Constaín hace un relato maravilloso indagando sobre los orígenes del fútbol en la Italia renacentista. Si le gustan las novelas históricas, esta puede ser una de las más originales que puede encontrar.

– Once cuentos de fútbol: un gigante de las letras como Camilo José Cela (el mismo de esa obra maestra que es La familia de Pascual Duarte) era un hincha furioso de la pelota, más si jugaban los equipos gallegos (Celta de Vigo o Depor La Coruña). Toda la épica, toda la tragedia, toda la humanidad del fútbol está en estas páginas. Es de las mejores cosas que se puede leer, y no me refiero sólo al fútbol.

– Memorias del Mister Peregrino Fernández y otros relatos: Oswaldo Soriano es un grande de las letras suramericanas, pero especialmente es un monstruo a la hora de escribir de fútbol. Sus cuentos son una avalancha de personajes, situaciones y dramas que rayan en la tragicomedia. Es de lectura obligatoria, para mi.

Cuentos de Fútbol I y II: si bien Jorge Valdano, ex jugador argentino, ex técnico y ahora conferencista escribió “Los cuadernos de Valdano“, “El miedo escénico y otras hierbas” y otros libros, estas compilaciones de cuentos son, para mi, de lo mejor que hay en el mercado. Lastimosamente conseguirlos es un reto porque viven agotados, pero buscarlos vale la pena siempre.

– Los traidores (y otros cuentos): la edición española se llama así, pero este libro de cuentos de Eduardo Sacheri se consigue en Latinoamérica con el nombre de Esperándolo a Tito (y otros cuentos). Quiero agradecer a Juan García, que me regañó por no meterlo en una lista en la que debe estar. Eso sí, no meto La pregunta de sus ojos (la novela en la que se basa la película El secreto de sus ojos) porque el fútbol no es el eje.

 

Pensar el fútbol

Sí, soy un ñoño y creo que uno necesita una buena dosis de teoría y reflexión para entender de verdad cualquier tema, incluso el fútbol. Si quiere unirse a la causa:

– Deporte y ocio en el proceso de civilización: tome a Norbert Elias y su tesis sobre el proceso de civilización en occidente, separe la apuesta por la necesidad de divertimento y la reglamentación de los enfrentamientos simbólicos, y tendrá esta joya de la sociología del deporte británica. Librazo. Es la base teórica de mis tesis de grado y maestría.

– Fútbol y pasiones políticas: el maestro Santiago Segurola nos da un repaso de por qué el fútbol no es sólo un deporte en esta recopilación de artículos y ensayos de diferentes autores. RECOMENDACIÓN: si se encuentra un libro con la firma de Segurola, cómprelo; no tiene pierde.

– Fútbol y cultura: una joyita casi que de bolsillo que sirve como introducción al peso específico del fútbol en sociedades como las latinoamericanas. Gran trabajo de Rubén Oliven y Arlet Damo.

– Emoción, control e identidad: las barras de fútbol en Bogotá:rara vez la academia colombiana le para bolas al fútbol y esta es una de esas excepciones. Con un claro carácter antropológico y sociológico, María Teresa Salcedo y Omar Fabián Rivera exploran el mundo de las barras bravas en la capital de la República.

– Fútbol postnacional: el título es raro, pero el libro es interesantísimo. Ramón Llopis es el editor de una serie de ensayos sobre el papel del fútbol en el sistema mundo actual. Si está interesado en la relación de lo que es mucho más que un deporte con mercadeo, globalización, política, nacionalismos y otros temas actuales, búsquelo.

– Fútbol-espectáculo, Cultura y Sociedad: siguiendo la línea anterior, Samuel Martínez hace una recopilación de textos de notables intelectuales latinoamericanos (ojo, hay algunos en portugués) analizando el papel cultural y político del fútbol en sus respectivos países. Si bien hay un par de ensayos que caen en facilismos nacionalistas, hay muy buenos trabajos de análisis sociológico y cultural, especialmente en el tema de las barras bravas.

– Elogio de la belleza atlética: pura reflexión filosófica sobre la pasión estética que genera el deporte, gracias a don Hans Ulrich Gumbrecht.

– Peligro de gol: recopilación de ensayos sobre el fútbol y su presencia en la sociedad latinoamericana; el recopilador es Pablo Alabarcés, sociólogo argentino, gran profesor y maestro en cultura popular.

– El fútbol como ideología: si quiere entender por qué los antiguos intelectuales despreciaban el fútbol y lo veían como una expresión vulgar de la clase subordinada, léase esta cosa extraña de Gerhard Vinnai.

 

Simplemente fútbol

Si quiere enamorarse del fútbol sin necesidad de verlo, jugarlo o escucharlo, léalo en estas páginas:

– Fiebre en las gradas: se lo tiene que leer, no sólo porque Nick Hornby es un escritor tan creativo como gracioso (y está muy bien traducido), sino porque es la historia personal de un hincha del Arsenal al que la pasión por su equipo lo lleva a contar su vida según los diferentes momentos y partidos de los gunners. Debe ser uno de los mejores libros de fútbol que hay.

– El fútbol a sol y sombra: todos nos tenemos que leer más de una vez esta obra maestra de Eduardo Galeano. Cuando el romanticismo por el fútbol le falle (por ejemplo, después de leer a Declan Hill o a Fabbri), consúltelo.

– La vida es un balón redondo: lo compré sólo porque su autor, Vladimir Dimitrijevic, fue el fundador de la editorial L’Age d’Homme, y me encontré con una lectura deliciosa de un hombre culto que, como buen yugoslavo, ama el fútbol, vivió en su infancia para él y aún cree que con la pelota se puede arreglar cualquier día. Y yo estoy de acuerdo.

Bestiario del balón: los autores son viejos amigos y colegas de quien escribe esta lista, y por eso puede sonar a zalamería, pero este libro es una joya. Es más, si no tiene plata para comprarse este maravilloso anecdotario del lado B del campeonato colombiano, le recomiendo meterse al blog del que surgió el libro de Nicolás Samper, Federico Arango y Andés Garavito.

– ¡Gracias vieja!: no soy amigo de las boigrafías (en especial porque me parece estúpido que hagan biografías de futbolistas que no han llegado ni a los 30 cada año… y hay demasiadas), pero la autobiografía de Alfredo Di Stéfano está tan bien narrada, es tan personal, nos toca tanto (sobre todo si usted es hincha de Millonarios), que merece ser leída.

– Dios es redondo: pocas personas escriben tan sabroso como Juan Villoro. Esta recopilación de escritos es, simplemente, una maravilla. De la misma línea de "Balón Dividido". Otro libro infaltable de Villoro (aunque ojo, en este no sólo habla de fútbol, también toca otros temas con gran propiedad) es "Los once de la tribu".

– 155 historias del fútbol mundial que debería saber: así se llama en su versión corta, pero en la larga se llama “365 historias del fútbol mundial que debería saber”. Como sea, Alfredo Relaño, el editor de AS y uno de los periodistas más importantes de España, nos llena de datos simpáticos, de anécdotas inolvidables y de historias que valen la pena, todas con la excusa de ser contadas en cada uno de los días del año.

– El fútbol de ayer y de hoy: Jorge Barraza, periodista de fama internacional y gran columnista, escribió este curioso ensayo en el que defiende que el fútbol que vemos hoy es el mejor posible. Es muy interesante, sobre todo para los nostálgicos que piensan que todo tiempo pasado es mejor.

 

– Fútbol en Colombia: para los que creen que las mujeres no saben de fútbol les tengo esta gran investigación de Carolina Jaramillo, quien nos ofrece una edición preciosa, con fotos espectaculares y buenos datos sobre la historia del fútbol colombiano. Para coleccionistas.

– 100 años del fútbol colombiano: debo admitir que tengo una gran debilidad por este libro, ya que admiro muchísimo a su autor Alberto Galvis, el hombre que más sabe de historia del deporte colombiano. El gran periodista santandererano hace una recopilación de un siglo de vida de nuestro balompié llena de datos brillantes. Galvis también es el autor de “Grandes hazañas deportivas de Colombia”, otra joya de referencia obligatoria para todos los que estamos metidos en esto.

– ABC del fútbol colombiano: si lo que quiere es el dato exacto y puntual, este libro tiene que estar en su biblioteca. El viejo Guillermo Ruiz, la mayor autoridad de estadísticas en Colombia, escribió con la colaboración de varios colegas, entre ellos su hijo, estos cuatro tomos que se constituyen en la gran enciclopedia del balón en Colombia. Lo mejor son los datos curiosos y el hecho de que existan reseñas hasta de los periodistas legendarios que han tratado el tema del fútbol.

– Nuestro fútbol: hablando de bichos raros, este casi que incunable de Hernán Peláez es tan difícil de conseguir, que si lo ve no dude en comprarlo. El famoso periodista del Pulso del fútbol lo escribió en 1976 y tanto sus fotos como sus textos son una delicia.

– El milagro del fútbol colombiano: también de Hernán Peláez, vale la pena tenerlo sólo para ver cómo la fiebre triunfalista de la Selección Colombia antes del Mundial de 1994 se le subió a la cabeza a todos, incluso al considerado mejor periodista deportivo del país. En esta joya don Hernán dice, sin pelos en la lengua, que la Tricolor tenía que ser al menos semifinalista de USA 94…

– Colombia Gol: de Pedernera a Maturana, grandes momentos del fútbol colombiano: tipos tan pilos como Andrés Dávila, Eduardo Arias, Gonzalo de Francisco y José Arteaga cuentan de la mejor manera (con la pasión del hincha) la historia de los grandes equipos colombianos, desde el Millonarios de los 50′s hasta la Selección de comienzos de los 90′s. Es otra perla rara de conseguir.

 

Para hinchas

– 1001 anécdotas de Millonarios: Jorge Mario Neira, hincha azul hasta la médula, nos ofrece un catálogo de deliciosas historias breves que deberían ser obligatorias para los seguidores embajadores.

– Un siglo de pasión roja: querido hincha del DIM, búsquese esta belleza de libro que recopila en fotos, historias y personajes el centenario de la institución. Gran trabajo del colega Jaime Herrera.

– Volveremos, volveremos: tras finalizar una sequía de tres décadas con la estrella de 2012, los hinchas de Santa Fe recibieron otra grata sorpresa con este libro de Daniel Samper Ospina, hijo de un ícono cardenal como Daniel Samper Pizano e hincha foribundo del rojazo.

– La octava maravilla: haciendo una curiosa continuación -sin serlo- del anterior, este libro de Carlos Eduardo González no sólo cuenta cómo Santa Fe consiguió la octava estrella en 2014, sino que hace una breve historia del primer campeón y sus glorias.

– De Millonarios me enamoré: Mauricio Silva es muy azul, tan azul que tras la estrella 14 en 2012 publicó esta joyita junto a los también embajadores Diego Caldas y Andrés Felipe Valderrama.

– Pasión verdolaga: Ramón Pinilla hace este recuento de la historia de Atlético Nacional cargado de anécdotas y datos valiosos que todo hincha del verde antioqueño debería tener en casa.

– Fanático Escarlata: es una joya de diseño y pasión sobre lo que representa ser hincha del América de Cali. Publicado por la Universidad Javeriana de Cali, el profesor Carlos Andrés Carrillo hace un maravilloso trabajo de recopilación iconográfica. Recomendadísimo para los diseñadores y, obviamente, los hinchas del diablo.

 

Por: Alejandro Pino Calad / @pinocalad

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo