Tres pensamientos difusos

Twitter: @udsnoexisten

Por Nicolás Samper

¿Y si Barcelona remonta?

Es como si la presión que llevaban hace un tiempo se hubiera ido temporalmente de sus espaldas porque cuando jugaron frente al PSG en la ida de los octavos de final de Champions, Barcelona era poco menos que un infierno: Luis Enrique haciendo mala jeta por todo, los cracks llenos de herrumbre, absolutamente desconocidos y opacos y un par de resultados medio flojos, sumados a que el Real Madrid no cedía terreno, los tenían tan desconcentrados como en tiempos de Gerardo Martino. Hoy todo es distinto: Barcelona volvió al primer lugar, un poco por su mérito y otro tanto porque el Real Madrid quiso tropezar a pesar de que no parecía haber posibilidades lógicas de que eso ocurriera. Además Luis Enrique ya dijo que no va más y que se larga apenas se acabe el calendario de esta campaña. Es decir, parece no haber tensiones ya. Malo para el PSG, que en su momento supo sacar provecho del caos. Unai Emery tendrá que apostar a hacer la gran Mourinho de 2010 contra Inter y tirar contragolpes como aquel Chelsea que con goles de Ramires y ‘el Niño’ Torres, los dejaron en la lona.

¿Y si me muero en dos meses?

Algunos llorarán y seguramente me quedará difícil dejar algunas cuentas de cobro necesarias para solventar los gastos funerarios. Mis deudores buscarán algún chamán sacado del Mundial Sub-20 de 2011 para que yo resucite y siga trabajando para pagarles lo que les adeudo –seguramente que eso harán–. Como no tengo nada, pues no habrá peleas por herencias. Pero lo que más me inquieta es imaginar que el destino impedirá que yo conozca si Tolima, Rionegro Águilas y Deportivo Cali harán parte de los clubes que entrarán a jugar la fase dos de uno de los torneos más extraños del mundo: la actual edición de la Sudamericana. Es poco serio ver el fixture y darse cuenta de que el Tolima tendrá que enfrentar la vuelta ante Bolívar el 1 de junio. Que Diego Cocca –no me imagino la jartera que para él debe suponer volver a Colombia así sea un rato– visitará a Rionegro Águilas el 1 de junio. Y que el Cali difícilmente se acuerde del apagón en su estadio en el choque de ida contra Luqueño, ocurrido el 28 de febrero, en el momento que pise el campo del equipo paraguayo para disputar la vuelta de su llave, programada para el 9 de mayo.

¿Para qué carajos miro la tabla de posiciones del fútbol colombiano?

Verla no siempre será indicativo de estar presenciando una verdad. Más bien revisar la tabla de nuestro fútbol es de la posverdad porque es pura paja: es relativo saber quién es primero, quinto o último con semejante cantidad de encuentros aplazados. Si le dicen en la calle que su equipo está haciendo una mala campaña es una verdad a medias, o una mentira piadosa. O las dos. Pero es un hecho que la posición que ocupe su club no se sabrá en realidad sino como hasta la jornada 18, tiempos en los que todos esperamos que finalmente los equipos hayan completado sus calendarios respectivos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo