Eln, ¿congelados?

Por Guillermo Rodríguez

Lo que parecía un fuerte avance en términos de negociación con la guerrilla del Eln estaría en este momento pasando al congelador; luego de cerca de tres intensos años de avances en conversaciones con esta guerrilla y el Gobierno Nacional, que se desarrollan en el vecino país del Ecuador, en donde, entre otras cosas, buscan adherirse al proceso que se desarrolla en La Habana con las Farc, entrar en la legalidad con beneficios jurídicos como indultos y amnistías, participación política y todo tipo de gabelas para hacer de Colombia una finca más de ellos a su antojo, parece que el plan ‘eleno’ podría estar cerca de desmoronarse.

Lo que sería una ventana provechosa para ellos, como lo son los acuerdos con las Farc, en los que al final del resultado con apoyo a favor o en contra de la ciudadanía en el llamado plebiscito por la paz, sería la patente de corso y la entrada a una asamblea nacional constituyente, asunto que de entrada las Farc pidieron en su carta compromisoria de conversaciones, a finales de 2010, asunto que el Gobierno nunca desestimó; por el contrario, las Farc lo reafirmaron en su momento por medio de uno de sus negociadores en Cuba: ‘Carlos Antonio Lozada’, quien indicó que el Gobierno no le veía problema a nada de lo que se pedía en el documento.

A decir verdad, con o sin plebiscito hay un espectro muy grande sobre la viabilidad de la constituyente; así las cosas, si llegara a definirse la fecha para el plebiscito y si en dicho certamen político electoral ganara el ‘sí’, esta respuesta ciudadana sería suficiente para el Gobierno Nacional, que definiría que tiene los poderes supremos, soberanos y “democráticos” para tramitar una asamblea nacional constituyente, ello en pro de buscar una paz integral, a lo que sin duda le apuestan las Farc y el Eln; por otro lado, en caso de que el ‘sí’ no obtuviera los suficientes votos y ganara el ‘no’, no sería problema para el Gobierno. Pues dicho resultado también sería interpretado como necesario para buscar acuerdos genuinos, leales al acontecer político, y por tanto el encuentro de las necesidades de la paz, en razón de no tener el apoyo popular necesario el plebiscito, sería sin lugar a dudas la asamblea nacional constituyente, todo indica que esto va a suceder, tener una constituyente a merced del terrorismo, las armas, el narcotráfico, la intimidación y sin lugar a dudas una ciudadanía incauta llena de necesidades, que probablemente quedará sin razón alguna a merced de las montañas de dinero de las Farc provenientes de la extorsión, el secuestro y el narcotráfico.

El Eln, que fue una ficha en el ajedrez de la paz de las Farc, desde que el mismo ‘Tirofijo’ les pidió en 2006 aunar esfuerzos para buscar un Gobierno de alianza para crear la nueva Colombia, se aleja cada día más de mostrar voluntad de paz, sus respuestas equívocas así lo indican: secuestraron a Salud Hernández, nada pasó, hoy promueven y constriñen en el Catatumbo la participación de protestas sociales llenas de violencia, utilizando a niños como carne de cañón para sus propósitos mezquinos.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo