Sabotaje a los Premios Óscar

Por MAURICIO BARRANTES

Tengo que confesar que la incertidumbre de los Premios Óscar ha afectado mi salud mental y estos días veo con indiferencia los casos de corrupción en Colombia, los escándalos sexuales y el alza en los precios de casi todas las cosas. La situación es grave porque mi memoria también ha sufrido y temas como la venta de Isagén parecen noticias de otro siglo (aunque claro, no ayuda que ni los medios ni la gente hayan vuelto a hablar del asunto). Pero aún así, los síntomas se han agudizado y he cultivado una malsana adicción a un videojuego en el que Leonardo DiCaprio intenta ganar un premio Óscar. Mi psicólogo llegó a la conclusión de que esta fue la única solución moral que encontré para poder ponerme en los zapatos del ‘sufrido’ actor, a días de la ceremonia.

Aunque muchos tenemos fe en que la Academia sea justa este año, siempre está latente la posibilidad de que hagan lo que se les dé la gana y no escojan algunos ganadores necesarios. Y es que por ejemplo, si dejan de nuevo a Leonardo DiCaprio con la cara de iniciado cuando muestren a los nominados a mejor actor y le dan el Óscar a otro, ya hay que ir pensando en una película de drama para hablar de semejante odisea.

Ante tanta obsesión que desarrollé, mi psicólogo me puso un ejercicio para mejorar mi salud mental, que fue el de ponerme en los zapatos de la Academia de cine de Estados Unidos y decidir quién merece ganar. Según él, esto ayudaría a que no juzgara con tanta vehemencia los resultados del domingo; y además, el tener claro qué hubiera hecho yo me daría confianza y tranquilidad pese a que los ganadores sean otros. Sin embargo, también me dijo que este ejercicio podría traerme efectos secundarios, como que me pueda transformar en un crítico de cine que ponga voz de “lo sé todo”, empiece a hablar con lenguaje especializado, sea spoiler y destruya películas que no me gusten por el simple deseo ególatra de dañarles la ida a cine al resto de humanos del universo.

Como no me parecieron tan graves los efectos secundarios, aquí están mis predicciones. Advierto, no utilicé herramientas de científica precisión como la carta astral de los nominados o el horóscopo de la revista .

Mejor actor: Leonardo DiCaprio (vamos, Leo, sí se puede, la quinta es la vencida)

Mejor actriz: Brie Larson (La habitación)

Mejor actor de reparto: Sylvester Stallone (cualquiera de los otros se lo merece más, pero ganará Stallone)

Mejor actriz de reparto: Kate Winslet (Steve Jobs) Esto es puro amor, me encanta esta actriz.

Mejor guion: Spotlight

Mejor guion adaptado: La habitación

Mejor película animada: Intensamente

Mejor película extranjera: El abrazo de la serpiente (yo me caso con esta idea, pese a que las favoritas sean El hijo de Saúl y Mustang)

Mejor banda sonora: Star Wars (yo la habría nominado en todas las categorías y le daría todos los premios, amo esta saga)

Mejor película: El renacido

Mejor director: Tom McCarthy (A menos que Iñárritu haga la hazaña)

Les recomiendo seguir las recomendaciones de mi psicólogo y hacer su propia lista, es un ejercicio liberador.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

MÁS OPINIÓN AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo