Tendencias para [des]usar en el 2016 (porque no vuelven más)

Por: Nelson Rueda Argumedo / Bloguero de Moda, tendencia y estilo de vida / Instagram @nargumedo - FB: www.fb.com/IamMrpizazz

Por Nelson Rueda Argumedo

Si hiciéramos caso a todos los catálogos de revistas sobre como usar, combinar y, últimamente, comprar tendencias, de seguro tendríamos un closet del tamaño de una bodega. El constante minimalismo de las construcciones conlleva a terminar con un guardarropas con espacio limitado y obligarnos empíricamente a renovarlo. Nos enseñan como usar la ropa, pero no nos enseñan a “desusarla”; nos enseñan que tipo de tendencias están en auge, pero no de cuales nos debemos deshacer. En vísperas de terminar un 2015 cargado de grandes cambios para la moda, renovar el closet de una manera inteligente es la mejor resolución para el 2016.

Entendemos que la moda es cíclica. Que lo que se usó hace un par de años atrás probablemente será tendencia en los años siguientes. Sin embargo, hay tendencias que son poco probable que vuelvan y que es mejor “desusarlas” y hacer espacio en el guardarropa que esperar fervientemente a que vuelvan.   Yo denomino dos subcategorías, las cuales son siempre la primera opción cuando de deshacer se trata: las tendencias pasajeras, aquellas cuyo apogeo tiene un periodo corto de tiempo y que saturan tan rápido que declinan fácilmente, y las tendencias de pasarela o Alfombra roja, aquellas que más que una tendencia es un estilismo que se usa durante un evento aislado.

Jennifer López, Beyonce y Kim Kardashian son las más fieles representante de los vestidos transparentes con bordados, que no solo acentúan sus cuerpos curvilíneos sino que no dejan mucho a la imaginación. El Met Gala, los American Music Awards, los premios Billboard fueron los escenarios de esta repetitiva tendencia de alfombra roja que solo funciona bien en ellas. Tal vez se podrían usar en Halloween. O mejor, abstenerse y punto.

Hace casi dos años, las hermanas Olsen causaron una oleada de comentarios en internet por usar medias (blancas) con sandalias, también llamadas birkenstocks. Dicha tendencias que empezaron en las pasarelas de Marc Jacobs y Prada, se extienden hasta el día de hoy bajo el mando de Karl Lagerfeld en Chanel. Sin embargo, a menos de que la intención sea lucir como un turista en la playa –perdido-, esta tendencia, al igual que usar un solo arete o las blusas con una sola manga, debe ser un no rotundo y limitarla a ser estilismo puro de la pasarela.

El estilo boho-chic, es un movimiento que sin duda tomó mucha fuerza este año en América. Por suerte, las tendencias de este movimiento han sufrido un fuerte cuello de botella. Los zapatos con plataforma de corcho, las faldas campana por debajo de la rodilla, los pantalones harem y las flores en la cabeza son de los vestigios que esperamos se queden como una tendencia del pasado. Más chic menos Boho.

Los leggins de animal print   fueron cosa del pasado al igual que los man buns. Del pasado cercano. Del 2013. Aunque el animal print sigue dentro de las tendencias que merodean el próximo año, los leggings con este estampado deberían salir inmediatamente del guardarropa.

Aunque hay tendencias con las cuales sentimos gran apego, ya sea por gusto o por comodidad, es hora de partir caminos y seguir con nuestra vida.

¡Feliz limpieza de closet!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo