¡Es hora de agregar un blazer de pechera doble al guardarropa!

Por: Nelson Rueda Argumedo / Bloguero de Moda, tendencia y estilo de vida / Instagram @nargumedo - FB: www.fb.com/IamMrpizazz

Por Nelson Rueda Argumedo

Un par de años atrás pensaba que los blazers –sobre todo los de doble pechera– eran todo lo opuesto a ser   cool. De alguna forma pensaba que no eran estéticos y dañaban la figura; que su propósito era exclusivamente cubrirse más del frío. Sin embargo la tendencia, que empezó en los hombres en 2014, se traslada a las vitrinas de indumentaria femenina. Y cada vez con más adeptas.

A los británicos y marineros les debemos la invención de la pechera doble. Además de la protección contra el frío y el viento, un buen blazer enfatiza y armoniza la figura masculina, como ensanchar los hombros y reducir la cintura. Cualquier hombre, sin importar su tamaño, puede llevar un blazer de pechera doble mientras este sea ajustado al torso, de lo contrario el look entero se verá como una cantidad de tela y solapas superpuestas. Después de todo, una doble pechera no es cualquier cosa y usarla con un pantalón básico simplemente no es meritorio. Atreverse a enrollarse los pantalones, usarlo con un pantalón con varios pliegues en la cintura o incluso con patrones diferentes puede elevar este atuendo a la alta moda.

Sin embargo un blazer de doble pechera puede ser más complicado para el cuerpo de las mujeres. Entiendo que la primera asociación sea el traje laboral de la semana, algo del estilo Hillary Clinton. Hemos visto, durante el transcurso del año, a celebridades como Cara Delevingne, Anna Kendrick o Kristen Stewart que han logrado trascender su figura femenina y el código de vestimenta a algo más que faldas y vestidos de coctel. Rescatando la esencia andrógina que fue impuesta por el celebre diseñador Yves Saint Laurent.

Una solución puede ser aprovechar las grandes hombreras y usarlo por encima del hombro, caído, como si fuera una capa; es un look más sofisticado y sobrio pero sin duda atrapará la mirada de un par de fotógrafos. Otra solución, y es una de mis favoritas recientes, es utilizar los blazers de doble pechera con pantalones amplios por arriba del tobillo. El desajuste de las hormas ha causado turbulencia entre las últimas tendencias.

Una importante conclusión es que estas piezas sartoriales que se vuelven parte del guardarropa necesitan ser hechas a medida –o al menos adaptadas al cuerpo de cada uno– para lograr siempre el ajuste perfecto. No es de hombres ni de mujeres tener un blazer doble pechera ni un traje, es simplemente otra prenda que se vuelve parte del guardarropa como una camiseta blanca o un par de jeans.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo