Nunca es tarde

Por: Schneur ZALMAN Ben-Chaim, Koach personal y empresarial. Conferencista, autor, radio host y panelista en LunaBLU de BLURadio @ZALMAN5K

Por Schneur ZALMAN Ben-Chaim

Cuando se acerca el fin de año inevitablemente la mayoría de personas se sienten más reflexivas que de costumbre, incluso un tanto existenciales y filosóficas cuando empiezan a replantear muchas cosas de su vida, del año que fue y de cómo desean que sea el año que está próximo a empezar.

Curiosamente aún cuando este sentimiento embarga a las personas muchas semanas antes de fin de año, casi nadie se atreve a tomar acción sobre esas reflexiones y sencillamente las dejan aplazadas para el siguiente año, momento en el cual, seguramente, aparecerá una excusa lo suficientemente buena como para no permitir un cambio.

Muchas veces nos hemos quedado esperando el momento perfecto, olvidando que lo único que lo hace perfecto es que realmente hagamos algo en ese preciso instante; esperamos que el universo nos dé una señal y no vemos que tal vez somos nosotros esa señal, o que las cosas cambien, pero no mostramos ninguna clase de esfuerzo o intención por cambiar.

En tiempos donde todos empezamos a hacer una autoevaluación de lo que ha sido nuestro año, tal vez deberíamos incluir en dicho análisis preguntas que nos lleven a entender por qué tenemos que esperar hasta el final del año, el final de la semana o el final del día para hacer esas reflexiones, y peor aún, para usarlas solo a manera de castigo con nosotros mismos, porque muchas veces los propósitos se repiten año tras año.

Tal vez tenemos que aprender a tomar mejores decisiones para obtener mejores resultados, sobre todo aquellas que tienen que ver con nosotros mismos, con esos propósitos que nos van a hacer sentir más felices en nuestro diario vivir, y lo más importante de todo, entender que nunca es tarde para ser quien hemos deseado ser, para llegar vivir una vida mucho más tranquila y plena, nunca es tarde para aprender a vivir mejor.

Por más que muchos (charlatanes en su mayoría) aseguren que pueden saber con exactitud el futuro, la verdad es que nadie tiene la vida comprada ni sabe en verdad cuánto tiempo más tendrá, pero mientras tengamos vida jamás será tarde para ir en busca de nuestros sueños y metas, de nuestra felicidad verdadera. Seguramente no será fácil y vendrán muchos momentos que exijan al máximo nuestra determinación, carácter y disciplina; momentos en los que saber decir   “no” abrirá las puertas en nuestra vida para un gran “sí”, pero esas grandes oportunidades solo llegarán si entiendes que nunca es tarde para avanzar, dar el primer paso en cualquier cosa que desees en tu vida y arriesgarte a empezar.     

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo