CÓMO SUPERAR EL PASADO

Por Zalman Ben-Chaim/ www.zalman5k.com

Por SCHNEUR ZALMAN BEN-CHAIM

Una de las maneras más comunes que muchas personas tienen para sabotear su presente es quedarse aferradas a su pasado: piensan en la ciudad en donde vivieron, en las personas que ya se fueron, en las oportunidades que dejaron pasar, o en aquellas que simplemente llegaron a su final. Pero lo curioso es que normalmente quienes tienen por costumbre hacer esto, no lo hacen de una manera reflexiva, tratando de pensar en qué cosas pudieron aprender de esa situación y cómo seguir adelante, sino que lo hacen de una manera un tanto cruel e incluso violenta cuando usan su pasado como una excusa para poder torturarse en su presente borrando todo lo que puedan estar viviendo para solo concentrarse en lo que ya no se puede vivir.

Podemos observar el pasado, pero no vivir en él. De hecho es inevitable no pensar en algunas cosas que vivimos, pero lo que hay que tener en cuenta es que es mucho más fácil juzgar que hacer, razón por la cual, cada vez que vemos hacia atrás podemos pensar en un montón de opciones alternativas para lo que fue nuestra manera de actuar en determinada circunstancia. Tal vez si en vez de estar mirando tanto hacia atrás e imaginando finales alternativos para ciertos episodios, nos enfocáramos en afrontar el presente, cometeríamos muchos menos errores.

Hoy en día es muy cotidiana la expresión: “deja que fluya”, sin embargo no es tan fácil aplicarlo, pero creo que hablando de superar el pasado y dejarlo fluir resulta muy útil entender que si el pasado fuera tan bueno se llamaría presente, y si hoy en día no lo es, es porque la vida tiene algo mejor para nosotros; y entenderlo, aceptarlo y disfrutarlo es nuestra responsabilidad pero también nuestra decisión.

Cuenta una antigua historia que cada vez que despertamos en la mañana y empezamos el día, todo es creado día tras día para nosotros, una y otra vez, completamente nuevo, solo que nosotros lo vemos como si fuera exactamente igual (tal vez porque no lo sabemos apreciar), pero según esta historia, es una nueva cama, una nueva casa, una nueva calle, un nuevo sol… Piensa en esto, si cada día es creado totalmente nuevo para ti, ¿qué sentido tiene que pienses en un pasado que realmente no existe?

Por definición no hay un pasado que superar, de hecho ya lo superaste y ha quedado atrás, ahora lo importante será qué decisión tomes para tu vida cada nuevo día, si realmente lo vas a aprovechar para hacer algo grandioso o lo vas a dejar pasar pensando en algo que no existe, si vas a quedarte mirando la puerta que se cerró y perderás la oportunidad de los cientos de ventanas y nuevos caminos que para ti se abren. Perdónate por lo duro que te has juzgado frente a tu pasado y deja de tener tu mirada hacia atrás, porque no es hacia allí a donde te quieres dirigir, ¿o sí?

Lea otras columnas de opinión AQUÍ.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo