¿No nos tocaba!

Por: Camila Chaín / @camilachain

Por Camila Chaín

Todavía estoy temblando del susto y es que uno jamás imagina que puede estar a metros de un accidente que pudiera cambiar nuestra vida para siempre, o acabar con ella. Esta mañana salimos de casa en el carro, y como vivimos en otro municipio, recorremos la misma vía todos los días. Veníamos hablando de la lluvia que caía y de lo importante que era para el campo, porque hace mucho que el calor está haciendo estragos en muchas zonas del país, que es justo y necesario que caiga agua por fin.

De repente, un camión de estacas hizo un giro en una curva y, como venía a alta velocidad, el conductor perdió el control del automóvil y mientras trataba de recuperar el curso se salió de la vía, se llevó por delante una señal de tránsito y casi que en dos ruedas venía directo a nuestro carro. Es verdad que en momentos como ese pareciera que pudiéramos ver todo en cámara lenta. Yo ya estaba pensando en lo fuerte que sería el impacto y sus posibles consecuencias, cuando oí la voz de mi copiloto que decía “acelera, acelera”, solo entonces reaccioné y escapamos por poco de un choque inminente.

El camión dio un par de giros más en la vía y quedó a un costado, sus ocupantes se bajaron, seguramente rezando y agradeciendo por no volcarse y esperaron un tiempo prudente para seguir. Nosotros sentimos cómo las piernas temblaban y el corazón latía fuerte, no sé si fue una señal, si nos salvamos de milagro, si Dios intervino, si no era el momento, si debo estar más alerta, si no nos tocaba, en fin, estoy aquí en mi oficina escribiendo esta columna, tratando de entender que no siempre es suficiente con ser responsables, no todo depende de nosotros, hay que tener en cuenta que los otros también hacen parte de este todo y que, por alguna razón, nos salvamos.

Lo realmente importante es lo que aprendemos de cada suceso que debemos enfrentar y, sobre todo, no dar por sentado que la vida se acaba cuando llegamos a viejitos. Por favor, tengan mucho cuidado en la vía, sobre todo si está lloviendo, revisen bien sus vehículos, manejen a una velocidad que les permita hacer alguna maniobra y piensen que al no ser responsables pueden generar un accidente. Espero que tomemos conciencia de todo esto y rodemos tranquilos y seguros.

¡¡¡Feliz fin de semana!!!


Encuentre más opinión aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo