Del edificio Colombia a la Bogotá del rebusque

Por Eduardo Arias

La calle 76 es una de las pocas vías que por la carrera Séptima, en sentido sur-norte, da cruce al occidente. Por ese motivo es bastante congestionada. En carro es una calle que, con algo de suerte, permite llegar de la Séptima a Los Héroes y avanzar varias cuadras más hacia el oeste capitalino y por lo general quienes la recorren en carro poco se fijan en ese maravilloso mundo que los rodea. A pie, en cambio, la 76 es una calle que se disfruta de muchas maneras y que en muy pocas cuadras muestra muchas de las caras de Bogotá. En la carrera Séptima comienza el recorrido con una fuerte pendiente de media cuadra. Desde el otro lado de la Séptima observa, majestuoso y adusto, el edificio Residencias del Nogal, llamado también Edificio Colombia, en homenaje al programa de humor ¡Quac!, pues en esta torre que data de los años cuarenta viven grandes personalidades de la vida política y cultural del país.

Las dos primeras cuadras son en el mejor estilo El Nogal, así haya ahora más edificios que casonas. El ambiente a estrato 7 se mantiene incólume hasta la carrera novena, donde aparece, a mano izquierda, el Gimnasio Moderno, uno de los principales templos del saber de la élite bogotana, del que no se ve nada, puesto que lo cubre un espeso seto que hace las veces de muralla. A mano derecha está la remodelada sede de la Organización de Estados Iberoamericanos, las oficinas del Comité Internacional de la Cruz Roja. Entonces se llega a la 11 y, al cruzarla, comienza el vértigo. Cierta elegancia se mantiene en algunos de los edificios de la siguiente cuadra, en particular en el conjunto de seis casas con parqueadero interior que aún subsiste en el costado sur, media cuadra debajo de la 11. Además, en la esquina hay un Carulla. Pero a medida que se avanza hacia la carrera 15 las aceras arborizadas y las porterías de edificios con guardias armados les dan paso a locales cada vez más pequeños y atiborrados, donde se ofrecen almuerzos ejecutivos, minutos a celular y pululan las ventas ambulantes en todas las esquinas.

De la carrera 15 para abajo la calle 76 es la mayor parte del día un solo trancón y por ella transitan ríos de gente. No es gratuito. Esta calle es la entrada norte a una de las estaciones más congestionadas y caóticas del sistema de TransMilenio. Así que, en apenas unas diez cuadras de caminada, usted ha podido trasladarse desde el Edificio Colombia hasta la Bogotá del rebusque.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

MÁS OPINIÓN AQUÍ

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo