Tomando la vía alterna

Por: Camila Chaín / @camilachain

Por Camila Chaín

Hoy quisiera desahogarme, porque entiendo que, al quebrantar la ley, debemos pagar un castigo, ¿pero qué pasa si la situación no es más que un error, si realmente nadie tuvo la intención de hacer las cosas mal?

Les digo esto porque me ha costado mucho trabajo encontrar a policías de tránsito que actúen como ciudadanos queriendo ayudar a otros ciudadanos, enseñándoles y guiándolos, antes de pensar en poner partes a diestra y siniestra.

Resulta que el fin de semana recibí la visita de mi familia y decidí que tomaría una ruta alterna para llevarlos a almorzar a un asadero muy famoso al norte de Bogotá. Como vivo en La Calera era más rápido llegar vía El Codito, entonces abrí una aplicación que me sirviera de guía y arranqué con todo el combo.

Como era una carretera nueva para mí, procuré tener cautela y seguir las instrucciones al pie de la letra. Faltaba muy poco para llegar a la Séptima, una curva, para ser más exactos. Vimos un bus parado y mi copiloto me dijo que sería mejor que lo pasara, porque estaba estacionado.

Al hacerlo, lo que sucedió fue que quedé paralela a una fila de carros esperando a que el semáforo cambiara, con tan mala suerte que estaban varios policías de tránsito y uno de ellos decidió ponerme un parte sin mediar palabra, no preguntarme la razón de mi imprudencia.

Lo llamé varias veces, pero solo su compañero fue hasta mi ventana. Me miró y me dijo “¿qué quiere?”, a lo que le respondí que quería aclararle lo sucedido, que venía perdida, que no conocía la vía y que sin querer llegué al semáforo de forma indebida, a lo que se rió y siguió su camino.

Me molesta de solo pensarlo, me da rabia que uno no sea más que un parte, que no existe eso de informar, enseñar. A veces, solo a veces, me encuentro a una persona amable detrás de esos uniformes verde biche, en la mayoría de los casos poco importamos. Sí, cometí una infracción, sí, la experiencia de llegar a Bogotá por otra ruta me supo amargo, pero peor me hizo sentir la actitud de mis amigos del tránsito.

Tengan cuidado, porque no hay lugar a errores en la vía.

¡Feliz fin de semana!

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

OTRAS COLUMNAS DE CAMILA CHAÍN:

Volver a motivarse

¿Dónde está la autoridad?

Un poco de prudencia, por favor

MÁS OPINIÓN AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo