¡Hay que vencer el miedo!

Por: Schneur ZALMAN Ben-Chaim, Koach personal y empresarial. Conferencista, autor, radio host y panelista en LunaBLU de BLURadio

Por Schneur ZALMAN Ben-Chaim

¿Qué sería lo primero que harías si no tuvieras miedo a nada (ni a nadie)?, o mejor aún, ¿qué tanta vida has perdido a causa de tus miedos?

El miedo, como un virus, invade nuestro ser, empieza por algo pequeño y se difunde por todo nuestro sistema con gran rapidez, afectando cada aspecto de nuestra vida hasta que llega a paralizarnos haciéndonos pensar que todo lo malo esta por pasar, invade nuestra razón y no nos deja pensar, sentir o actuar con libertad y mucho menos con claridad. Vivir entregados al miedo es como tratar de conducir un auto con el freno a fondo: no podemos avanzar.

Una de las formas más habituales en las que podemos ver cómo el miedo se apodera de muchas personas es en una tremenda resistencia al cambio, a dejar lo que les resulta cómodo y conocido aún cuando saben que no les satisface o es bueno para su vida. Sin embargo, prefieren estar sumergidos en la mediocre comodidad de su zona de confort y no ir un paso más allá donde pueden descubrir lo que es la vida en realidad.

Gracias a esos miedos construimos alrededor de nosotros muros que, pensamos, nos protegen contra la tristeza, el fracaso o algunas otras cosas que consideramos no tan buenas, pero son esos mismos muros los que también impiden que nos llegue la felicidad, que podamos compartirla o vivirla a plenitud.

Gracias a esos miedos es muy probable que tú, que lees estas líneas en este preciso momento, estés en el lugar equivocado ya que te da miedo dejar la comodidad de lo que conoces y a lo que te acostumbraste; con el trabajo equivocado, porque es tan intenso ese miedo que te hace creer que no eres capaz de algo mejor o que esté más allá de lo que hoy es tu realidad, impidiendo que sigas tus sueños y tu verdadera pasión; o inclusive con la pareja equivocada, no porque la otra persona sea mala o buena, sino porque te da tanto miedo afrontar tu soledad y de una vez por todas tener que conocerte, que prefieres algún tipo de compañía en vez de una persona que realmente sea tu compañera de vida.

¿Qué les dirías entonces a tu jefe, a tu pareja, a tus padres o amigos si no tuvieras miedo?, ¿qué te dirías a ti mismo?

Resulta tan fuerte la influencia del miedo para quienes se entregan a él, que buscan cualquier cosa que les pueda devolver la fe, no para liberarse, sino para cambiar de amo. Nos hace incoherentes ya que queremos que las cosas sean diferentes, pero no hacemos nada para poderlo cambiar; el miedo, al final, nos hace ciegos, tontos, débiles y esclavos.

El miedo existe para quien cree en él, y no existe en ningún otro lugar sino en tu mente, por eso cada uno tiene miedos totalmente diferentes, porque cada uno elige que verdad creer y también que verdad crear. Vencer el miedo no es otra cosa que conocernos más y mejor para luego dar un paso adelante y decir: ¡yo puedo!

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo