Devaluado “hágalo usted mismo”

Por: Camilo Achury / @CamiloAchury

Por Camilo Achury

Tal vez, los muebles de armar de Homecenter, los “cursos” rápidos de YouTube o todo aquel instrumento, herramienta o artículo decorativo que viene en piezas y al simplemente encajarlas toma forma, nos hizo creer que podíamos, realmente, hacerlo todo nosotros mismos, pero no.

Y lo digo específicamente por mis experiencias personales en mi área de trabajo, pero usted puede llevarlo a la suya, a su casa, a su oficina, a su vida o a todas las que pueda llegar a influir. No es verdad que podamos hacerlo todo nosotros mismos, precisamente las universidades y nuestros dones se han encargado de profesionalizar las tareas y las labores. Como comunicador social, jefe de prensa y otras labores afines, he tenido que vivir la debacle de proyectos musicales, de cine y diversas artes, porque creemos que nosotros mismos podemos hacer la promoción, el desarrollo, la conceptualización y la divulgación, con el agravante de pensar “que no es mayor cosa”.

También he tenido que vivir casos como el del ingeniero industrial, un profesional que sabe de todo pero de casi nada, es contador, productor, asesor comercial, “sabe” de materiales, es operario y demás. Este es uno de los miles de resultados en el camino de la devaluación de las labores; saber martillar no me hace carpintero, ni hacer una buena pasta me convierte en chef, estamos muy lejos de la profesionalización de una labor con el simple hecho de haber logrado una tarea que no supera el nivel básico.

Si usted analiza esto, encontrará que se las “ha tirado” de experto en una cantidad de tareas con las que no logró el objetivo o que, peor aún, tuvo luego que pagar más para que alguien corrigiera su error o, simplemente, decidió aceptarlo y lo dejó ir a manos de alguien quien realmente lo sabía hacer. Ahora, no lo empeore con la mal entendida malicia indígena de: “Si no lo sé, yo aprendo”, ¿usted se imagina que un cirujano le dijera eso?, ¿o que se lo diga el mecánico que revisará su carro antes de un viaje?, ¿o su odontólogo?

Ponga en manos del que sabe lo que no puede manejar, dejar ir es una manera de aprender y de entender que sus labores serán más eficientes, y que acaparar no es sino la fórmula perfecta para hacer a medias las cosas y, por ende, el camino de oro a la mediocridad.

Esta columna seguramente se escuchará mejor con el álbum ganador al Grammy por álbum del año, Morning Phase, realizado por Beck, multiinstrumentalista prolífico que a pesar de tocar casi todos los instrumentos, dejó en manos de expertos y de su sello disquero la promoción, mezcla y masterización de esta pieza.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.

MÁS OPINIÓN AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo