Dedicatoria repetida

Por: Nicolás Samper C. / @udsnoexisten

Por Publimetro Colombia

Es de lo más extraño que haya leído en años. Dos libros de equipos de fútbol que son rivales tienen la misma dedicatoria. No es que sean parecidas: cada letra escrita en uno es igualitica a la escrita en otro.

Hace un tiempo, en este mismo espacio, recomendé un gran libro llamado Las 1001 anécdotas de Millonarios, escrito con gran dedicación por Jorge Mario Neira, en donde recopila los momentos más representativos de la historia del club (acá el link de aquella columna: http://www.publimetro.co/opinion/las-1001-anecdotas-de-millonarios/lmkmdh!9wVuUsHC0hwY/ ). Y hace unos pocos días me topé en mis manos con el libro La octava maravilla, y lo escribió Carlos Eduardo González (hombre de conocimiento comprobadísimo en las lides de la escritura y de las estadísticas futboleras), en donde relata el glorioso camino por el profesionalismo de Independiente Santa Fe.

Libros sobre Santa Fe recuerdo pocos –les pido ayuda a los lectores para que me digan si falta alguno–: uno que salió a finales de los noventa, muy bonito, con testimonios de hinchas como Eduardo Arias y Antonio Ariza, entre tantos otros, con fotos de estupenda calidad y muchos datos. También el que sacó Guillermo Ruiz hace poco tiempo, de formato grande, con unos datos que nadie, si no es Guillermo, sería capaz de contar y Volveremos, volveremos, escrito por Daniel Samper Ospina, en el que se relata de manera vivencial la conquista del séptimo título del rojo. Los tres son recomendadísimos para el que le guste el fútbol sin pensar simplemente en la camiseta.

A mis manos, entonces, llegó el libro de Carlos Eduardo –de quien recomiendo Colombia mundial, publicado el año pasado con muchas anécdotas de las Copas del Mundo relatadas con prolijo y agradable estilo–. Empecé por la dedicatoria y justo ahí sentí que lo escrito allí, lo había leído en alguna otra parte.

En la página decía: “Para mi familia por tolerante y comprensiva. Para los que me enseñaron su gloriosa historia. Para los que ahorran durante la semana para verlo el domingo. Para los que amanecen el lunes más alegres por el triunfo o más tristes por la derrota. Para los que viven pendientes de sus noticias las 24 horas. Para quienes siempre lo acompañan sin importar las distancias. Para los que nos envidian porque eso nos une. Para los que nos odian porque eso nos fortalece. Para los que lo vieron glorioso muchas tardes y noches y guardan esos recuerdos imborrables. Para los que nunca lo han visto campeonar, pero saben que no existe otro igual. Para todos los que creen, para ellos es este libro”.

Revisé y revisé y encontré que ese mismo escrito está abriendo el libro de Millonarios hecho por Jorge Mario Neira. Y no es que sea un plagio de Carlos Eduardo ni mucho menos. Que eso quede muy claro. Seguro a alguien en Ediciones B se le olvidó desmontar esa página y se fue así a imprenta. Tiene toda la pinta de error en la edición.

La próxima semana escribiré del contenido del libro, pero pilas, editores: a los dos autores se les debe una disculpa.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo