Miss Universo Colombia y una nueva realidad para las colombianas

Por: Mar Candela, ideóloga Feminismo Artesanal.

Por Mar Candela Castilla

Carlos Candela

Foto:

Siempre se ha oído el reconocido comentario cliché: “las Colombianas son de las mujeres más bellas del mundo”.

Aun cuando en toda la historia del famoso reinado solo tuviéramos una Miss Universo, las colombianas cargábamos la presión de ser “las más bellas”. Cuando se habla de turismo en Colombia lo que se dice es que “hay las mujeres más bellas para conocer”; ahora que tenemos la corona nuevamente con ella también cargaremos una cruz.

Sí: la cruz de no ser bellas y ser colombianas, la cruz de tener que ser bellas por ser colombianas, la cruz de soportar que nos quieran conocer por “ser bellas colombianas” entre muchos más imaginarios.

Otra cosa la gran mayoría de mujeres colombianas no nos vemos físicamente como se ve Miss Universo. No es nuestra “belleza” la que fue coronada.

Algo que me parece odioso de esos reinados es que pretenden que una sola mujer represente la belleza de todas las mujeres de una país; eso es absurdo desde todo punto de vista. Sería imposible que existiera una mujer colombiana que homogenice la belleza de todas…

Las colombianas somos tan diferentes entre sí, nuestras bellezas son diversas y estoy segura de que en ningún país su reina representa la belleza de todas las mujeres de su tierra.

Pero dejando de hablar frivolidades, es decir, dejando de hablar de la “belleza”, entro a hablar lo relevante:

Sin ánimo de caer en el cliché de maltratar verbalmente a la reina de turno por su “metida de pata” debo hablar de esto: En la ronda de preguntas individuales, el jurado preguntó lo siguiente a la Señorita Colombia, Paulina Vega: ¿Todo el tiempo la gente te pregunta qué pueden los hombres aprender de las mujeres, pero yo te quiero preguntar qué pueden aprender las mujeres de los hombres? Esta fue su respuesta:

“Es una pregunta muy difícil… Pienso que todavía existen hombres que creen en la igualdad, y eso es lo que pienso que las mujeres deben aprender de los hombres”.

Que alguien le diga por favor a Miss Universo que no son muchos los hombres que creen en la igualdad y que si bien hay mucho que aprender en diferentes temas de ellos es más lo que nosotras les hemos enseñado en derecho y justicia.

Estoy segura que un gran número de mujeres consideran que “aún quedan muchos hombres que creen en la igualdad” y no saben que hasta hora es que existen hombres que creen en la igualdad, gracias a los procesos reflexivos del feminismo y de las nuevas masculinidades, solo que la reina lo dijo en televisión y a las demás no las oye “todo el mundo”, pasando de esta aclaración comparto parte de mis reflexiones sobre el tema de los reinados de belleza:

Sabiamente pregunta la intelectual, política y feminista Isabel Londoño ¿Será que al tener hoy a la soberana reina miss universo mañana asesinaran una mujer menos? ¿Golpearan a tres mujeres menos? ¿Maltrataran verbalmente a diez menos?…

Estoy de acuerdo con sus preguntas ¿Será que mañana por tener una reina miss universo la realidad cotidiana de las colombianas cambia en algo?

Creo firmemente en el derecho de las mujeres adultas a hacer con su vida lo que” les dé la gana” y eso incluye el ser reinas, sin embargo no puedo dejar pasar de agache que los reinados en sí mismos no aportar mucho a las sociedades, que en esta humanidad necesitamos menos coronas y más pan. No vi el reinado, por ética, hace muchos años no veo reinado alguno ni si quiera por el morbo de conocer las metidas de pata de la miss porque me parece perverso que alguien vea el reinado solo para tachar de brutas a las candidatas.

Mi ética no me permite mirar reinados de belleza porque también reconozco en el reinado una mafia internacional y un tráfico infernal social, cultural, económico y político. Hace tiempo comprendí que Los reinados son políticos y que las reinas no solo ganan la corona por bellas ,si no influye poderosamente la coyuntura política internacional ,además no me siento cómoda mirando un montón de mujeres desfilando trajes de miles de dólares mientras miles de personas incluyendo niñas y niños en el mundo mueren de hambre y eso incluye a Colombia, lo digo para quienes ignoran que muchos de nuestros niños fallecen de desnutrición.

Me sumo a la voz de Kasturba (esposa de Mahatma Gandhi): “La tela más fina no es bella si provoca hambre e infelicidad”.

Hablar sobre lo bueno y lo malo de la existencia de los reinados de belleza es todo un tema, es una discusión con varios puntos a tratar y todos de gran importancia, lo cierto es que considero que es peligroso seguir promoviendo chistes que insultan a las reinas, la idea de que ser bella es sinónimo de ser bruta o promover una medida totalitarista que prohíba los reinados de belleza.

Saliéndome un poco del tema debo decir que aunque pienso que los reinados infantiles deben replantearse de no desaparecer ya que no es sano que las niñas vivan la experiencia de exponerse a un jurado adulto para ser evaluadas y calificadas para recibir el galardón “a la más bella”, creo firmemente que las niñas deben en su proceso formativo crecer conociendo, opciones y libertades para cuando sean adultas decidan a conciencia que desean hacer con su vida.

En Colombia las niñas crecen deseando ser “la más bella” antes que cualquier otra cosa, nadie les enseña que pueden aspirar a muchas cosas más y eso es gravísimo el auto estima de cientos de mujeres se arruina cuando crecen y comprenden que nunca serán reinas y desde allí fluyen millones de inseguridades. Las niñas que crecen con la obsesión de ser mujeres bellas son mujeres que de no lograrlo tienen que enfrentar innumerables complejos e inseguridades Citó Susan Sontag : “No está mal ser bella; lo que está mal es la obligación de serlo”.

Definitivamente los reinamos imponen a la mujer la obligación a ser bella sin embargo si una mujer adulta quiere cargar con ese peso bien puede, eso es cosa muy distinta a someter a una niña a cargar con esa cruz- me Salí un poco del tema porque sé que quienes me han leído como ya lo dije saben que pienso que todas las mujeres debemos abanderarnos de nuestro derecho a decidir y obviamente eso incluye decidir ser reina.

Así que tenía que dejar claro que las niñas no deciden, que ellas están en proceso de formación y no es sano educarlas para que lo que más quieran en su vida sea una corona. En ese orden de ideas no concuerdo con quienes piden que desparezcan los reinados puesto que eso sería imponer una voluntad en la vida de varias mujeres.

Las mujeres no crecemos queriendo ser reinas solamente porque existen los reinados, crecemos así, porque no hemos sido educadas para criticar, cuestionar, confrontar y decidir. El único camino que hay para acabar el poder de estos reinados es educar niñas que piensen en su realidad, que se cuestionen y se confronten así mismas, solo así lograremos que cada vez sean menos las mujeres que deseen ser reinas.

Incentivar como he visto desde algunas voces feministas la alergia a las reinas, es un modo de promover odio. Esta discusión sobre los reinados es muy amplia y con muchos matices se trata de varios temas y mezclar todos los temas en un solo debate es peligroso para la realidad de las mujeres…

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.

MÁS OPINIÓN AQUÍ

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo