Libreta de calificaciones Colombia-Japón

Primera vez que nuestro país engancha tres triunfos de manera consecutiva en un Mundial y además este 4-1 supone la mayor goleada de nuestra escuadra en la historia de la Copa. El encuentro, que arrancó mediocomplicado, se desató con un vendaval goleador en la segunda parte. Nueve tantos en total, son el balance muy favorable en la primera fase. Antes de esta marca, el Mundial en el que más goles marcamos fue en 1962 en Chile con 5 y 4 fueron ante la Unión Soviética.

Hubo instantes en los que se sintió el cambio abrupto de nombres en la formación inicial pero en la segunda etapa, con un James impresionante, se corrigió el camino. Farid Mondragón llegó al record deseado, el de ser el hombre más veterano en pisar una cancha en la historia del torneo. Sin embargo iba haciendo un tris el oso con la entrada de sus hijos a la cancha. No estamos en el Murillo Toro, ni en El Campín, pero se le perdona por la emoción del instante.

David Ospina (7): el hombre decidió incorporar a su ajuar un par de imanes con los que atrae todas las pelotas que van hacia la portería. Seguro, sin dar rebotes, solamente cometió un fallo en una salida de costado.

Santiago Arias (6): bien en marca, pero de nuevo superado en el duelo individual. Hizo una grandiagonal para el primer gol de Jackson Martínez.

Carlos Valdés (5): cada jugada suya parecía haber sido grabada en cámara lenta. No anduvo preciso en el timming ante los rivales, que iban en cámara rápida.

Eder Álvarez Balanta (5)
: el de River sintió el debut. Pifió bastante en varios rechazos y se pegó una tremenda siesta post almuerzo en el tanto de Okazaki.

Pablo Armero (5): seguimos en la búsqueda de un comisionado de paz para que él y la pelota firmen una tregua. Cuando le ponen un carro veloz en su carril sufre: esta vez el vehículo fue Honda.

Alex Mejía (5): en el primer tiempo asistió a clases de billar japonés: los nipones ponían la pelota a su lado y él observaba. En el segundo metió fuerza y decidió agarrar el taco.

Freddy Guarín (6): no usó nopiquex para espantar la llegada del avispero japonés por su sector. Cuando atacó lo hizo bien, con criterio por la derecha. Armó la jugada para el tercer tanto.

Juan Fernando Quintero (5):
posibilidades de compartir el balón con sus compañeros: nula. Ahí falló porque este partido era clave para aprovecharlo no como transportador de pelota, sino como lanzador. Igual juega mucho ese señor.

Juan Guillermo Cuadrado (7): pateó el penal bien y usó su banda para generar peligros.Quiso armar contragolpes pero aunque sus pases eran buenos, algunos de sus coequiperos parecían estar distraídos.

Adrián Ramos (8):
apoyó a lo Ibarbo en aguantar la subida del adversario y estuvo involucrado en el penal que abrió la goleada y en el cuarto tanto, obra de James.

Jackson Martínez (8):
45 millones de colombianos hicimos fuerza para que marcara y el hombre hizodos: uno, aprovechando la generosidad de James y otro, disfrazándose de Falcao y mandando al Fujiyama a Yoshida y Uchida.

James Rodríguez (9):
entró con el partido 1-1 y su aporte produjo el 4-1. Tiene un plus: se nota que disfruta mucho jugar, para él no es un trabajo, ni una profesión: es una diversión. Un monstruo.

Carlos Carbonero (6): le colaboró a Arias por su sector y recuperó balones. No fue el de River pero pasó el examen.

Farid Mondragón (6):
en el 98 lloró por la eliminación ante Inglaterra y en Brasil 2014 dejó caer lágrimas al ser el jugador más veterano en actuar en una Copa del Mundo. 43años y 3 días, su marca. En un mano a mano rechazó la pelota y salvó a Colombia del segundo.

Por: Nicolás Samper/ @udsnoexisten

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

 
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo