La basura en su lugar

Opinión Camila Chaín Directora de Contenidos del Sistema W Radio Colombia y Mujeres W @camilachain www.camilachain.com

Por Publimetro Colombia

No hay nada que me moleste más que la gente que no tiene conciencia del otro y de su entorno y sé que no me pasa solo a mí.

Por eso hoy casi no puedo contener la ira cuando vi algo que siempre es recurrente en las calles de cualquier ciudad: un tipo que estaba comiendo algo que tenía un pedazo de papel aluminio, acompañado de un jugo en vaso desechable, decidió tirar el papel a la mitad de la calle, ¿adivinen para qué? Pues para mirar cómo le pasan los carros por encima y lo aplastan dejándolo como una hoja de papel. No, qué divertido y genial, no he visto un plan mejor.

Yo, que estaba en mi carro, con ganas de bajar el vidrio y gritarle que lo recogiera, no podía creer que él estuviera feliz y ensimismado viendo el proceso de cambio de aquel papel. En serio es que es muy triste que las personas no entiendan lo que significa mantener limpios los espacios públicos, entonces nos hacemos la pregunta típica de la mamá: si así se porta en la calle y riega la basura, ¿cómo será en la casa?

Algunos a los que les cuento estas historias me responden pidiendo que me calme, que no tome luchas que no son mías, que para eso contratan a personas que barren las calles y si no hubiera basura, esas personas no tendrían trabajo. Peor, eso me pone peor, más rabia me da, porque siempre tenemos que justificar de semejante manera algo tan común y a la vez tan horrible como es la falta de conciencia ciudadana.

Sigo pensando en el papel del tipo aquel y me provoca encontrarlo y decirle: ¿por qué no se tira usted en la mitad de la calle para que todos veamos cómo le pasan los carros por encima?, pero respiro profundo y dejo así.

Este es solo uno de los miles de ejemplos con los que nos encontramos a diario. Sé que han estado viajando y han visto a la gente botar los paquetes de papas, las latas de gaseosa y mucho más por las ventanas, estando el carro en movimiento, lo que, además de generar basura, se convierte en objeto contundente.

Este es un tema para reflexionar, no cuesta nada buscar el lugar adecuado para la basura y si no lo encuentra, porque “es que no veo canecas por ninguna parte”, abra su bolso, su maletín, ¡cargue con eso hasta que los desechos estén donde tienen que estar! Este no es un problema del Gobierno, ni del vecino, es un problema suyo, es un tema personal, porque cada quien debe tener clara cuál debe ser su conducta y no hacerse el de la vista gorda.

¿Sí ve ese papel que está ahí tirado mientras lee esta columna? Levántese de la silla y bótelo donde debe ser.

¡Muchas gracias, pase la bola! Feliz fin de semana.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo