¿Usted tiene vida privada?

Por: Marcela Alarcón / @MarcelaAlarcon

Por Publimetro Colombia

Esta semana en Barcelona, España, se realizó el World Mobile Congress, un evento de grandes magnitudes donde acuden todas las empresas que tienen que ver con dispositivos móviles. Es un lugar como cinco veces Corferias, donde hay stands de todas las marcas, tanto las que hacen como las que comercian.

Hay empresas que hacen aplicaciones, otras que hacen chips, otras que hacen los “cases” o carcasas, hay de China, de Japón, de Estados Unidos, de Rusia, etcétera. Hay participación de los gobiernos y conferencias.

La mejor parte son las fiestas y cenas, se come desde unas patatas bravas, algo típico español, hasta aceituna molecular, una maravilla de sensación al paladar, algo que uno de pronto nunca más vuelve a ver porque seguro eso es muy caro, es más, todavía no se cómo lo hacen.

Todo es lindo, ordenado y es un adelanto de lo que viene en la industria. Y lo que viene es un escape de la privacidad. Varias de las novedades, como por ejemplo el celular que con su huella permite un perfil privado, si no está su huella funciona igual, pero no puede acceder a ciertos contenidos.

Otra de las curiosidades es que hay un empresa que promete que con su software ningún celular, ningún computador y ningún gobierno puede ser hackeado o espiado.

Y es así como lo que viene en unos años es que vamos a tener que pagar por lo que ya es un derecho: la privacidad.

 El avance de la tecnología lleva a una sociedad que solo tiene dos opciones: o se porta bien o lo cogen. 

Esto va desde que uno sea infiel, porque si lo es debe tener lugares secretos en su celular para ocultarlo, o que si usted es del gobierno, no robe porque cualquiera lo puede descubrir.

Pero lo más preocupante es que ese derecho, que en todos los Estados es fundamental, poco a poco se ve violado y no hay nada que se pueda hacer. Porque la tecnología vuela y es claro que detrás de ella va el derecho.

Nada puede pararla y la humanidad ha ocultado de manera discreta su placer de saber qué pasa en la vida del otro. Esto debió tener un punto final desde que hace muchos años vendían como juguete para niños un aparato para escuchar conversaciones. Se ponía en el oído y aunque nunca funcionó, se veía en cada tienda.

Entonces la privacidad se está perdiendo, ese derecho lo estamos cambiando por estar deslumbrados con cada avance tecnológico que nos ofrece el mundo. Vamos a pasar de ver un reality a vivir en un reality donde todos ven lo que hacemos.

¿Podría usted pagar por su privacidad? ¿Cuánto pagaría aun sabiendo que usted no se porta mal? ¿Está bien que un gobierno tenga un software para evitar que los “chucen”? ¿Le gustaría a usted espiar a alguien? ¿A quién?

Por: Marcela Alarcón / @MarcelaAlarcon

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo