Buena fe

Sylvana Gómez Presentadora @sylvanagomez

Por Publimetro Colombia

A manera de chisme les voy a contar lo que me pasó ayer, me robaron mi celular, pero pues ustedes dirán “eso es hasta normal en Bogotá”. Pues me robaron de la manera más inaudita, nada de armas, ningún intento violento para atracarme. Hasta ahí todo en orden porque pues nada pasó gracias a Dios.

Ahora sí la historia, iba caminando hacia mi casa y un muchacho con toda la pinta de ejercicio en una bicicleta se me acercó y me dijo que necesitaba ayuda con unos volantes y que lo acompañara una cuadra más arriba por ellos. Me dejó con su bicicleta mientras iba. Volvió y me dijo que estaba en una cámara escondida del programa ‘También caerás’ del Canal Caracol, en una sección que premia a la gente de buen corazón. Hasta ahí todo normal, como era para este programa pues me mamó gallo un rato. Debo decir que por lo que trabajo en esto entiendo lo difícil que es que alguien colabore y le seguí la cuerda.

En un momento me dijo que me debía montar en su bicicleta y gritar “viva Colombia”, a lo que le respondí que no lo iba a hacer, tengo la motricidad nula y la bicicleta no es que sea mi fuerte. El decidió que me iba a mostrar unos trucos en su bicicleta y me agarró el celular y se fue.

Acá es cuando se pueden empezar a reír de mí, pueden decir que soy de lo más bruta que hay. Desde chiquitos nos enseñan que no hay que hablar con extraños, pues Sylvana cayó por boba, por confiar en personas que se ven decentes en la calle. Creo que me faltó decirles que me dijo que era campeón de bicicross y que acababa de llegar de Londres. Debo confesar que a los deportistas los admiro muchísimo, pónganse la mano en el corazón y díganme si ustedes no le hubieran ayudado al muchacho.

Pues lo que me queda de todo esto es que por tener buena fe, por seguir confiando en la gente que anda por las calles de mi ciudad, terminé robada de la manera más boba, creería que por la inseguridad uno prefiere que lo atraquen con puñal en la mano para tener una reacción traumática después. Pues en este momento no tengo ninguna reacción fuerte, me da risa que usen el nombre de un programa de televisión para robar.

Un celular se recupera, son solo cosas materiales, pero queda el resentimiento de que le vean la cara a uno de pendejo.

Moraleja del asunto: Háganle caso a su mamá, no les hablen a extraños en la calle. Créanme le va a ir mejor en la vida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo