[Un tipo de datos] Millonarios repite la historia con Andrés Cadavid

Por: Alfredo Yacelga/ @AlfredoYacelga

Por Publimetro Colombia

Preocupa ver que una vez más Millonarios cayó en la trampa. Que se dejó meter ‘gato por liebre’. Bastó un amistoso y un partido oficial de liga para confirmar lo que ya se presumía: que Andrés Felipe Cadavid es otro de esos jugadores que pasarán sin pena ni gloria por el cuadro albiazul y lo peor es que si no lo contienen a tiempo puede acabar por lesionar a otro colega, como ya lo hizo con José Luis Tancredi, cuando jugaba para el América. La jugada contra Morelo (ver video) en el partido frente a Equidad, que no fue sancionada por el juez Nicolás Gallo, es la muestra del estilo de juego de este señor, que fue presentado como el reemplazo de Pedro Franco.

Lo que ha logrado Cadavid es hacer que la afición extrañe aún más a Franco, que viajó para triunfar en Europa y quien junto a Román Torres conformó una de las mejores parejas de centrales que haya tenido el cuadro azul en los últimos años. Ese dúo será recordado por su buen aporte en la consecución de la estrella 14 en 2012-2. En aquel torneo los azules solo recibieron 16 goles en 26 partidos, la mejor defensa del semestre con un promedio de 0,62 goles recibidos.

Hay que hacerse a la idea de que Cadavid es simplemente un nombre más en la larga lista de zagueros centrales que han desfilado sin éxito por el cuadro 14 veces campeón. Aquí recordaremos algunos de esos futbolistas que por su pobre rendimiento, muchos decidieron borrar de la memoria. Ustedes los podrán ubicar en el orden que quieran.

Orlando ‘El Salvaje’ Rojas: llegó de carambola a Bogotá en 1993, proveniente del recién ascendido Envigado. Este samario jugó ese año 25 partidos, haciendo pareja con Cerveleón Cuesta y siempre que jugó Millonarios recibió gol. Al año siguiente solo jugó 16 partidos y se hizo expulsar dos veces.

Javier ‘El Mariscal’ Martínez: otro costeño que se vistió de azul en 1996 y que era tan rudo como torpe, por lo que vio la roja tres veces en un mismo torneo. Comenzó como lateral por izquierda y terminó haciendo pareja con Osman López, en aquella pobrísima campaña en la que el equipo recibió 65 goles en 46 partidos y terminó penúltimo, solo superando al Cúcuta.

Francisco Luis Foronda: en el segundo semestre del 2002, en aquella pobrísima campaña del azul a cargo del ‘Cheché’ Hernández, llegó con 31 años de edad un defensor tan espigado como brusco, que la hinchada nunca quiso, no solo por sus limitaciones en el campo, sino por su pasado verdolaga. Ojo a este dato: en los siete partidos que jugó Foronda con la camiseta azul Millonarios recibió 13 goles (casi dos por juego).

  Bélmer Aguilar: quién no recuerda su característico salto a cabecear con los codos apuntando a la nariz del rival. O las braveadas a sus propios compañeros reclamándoles por un error propio. El técnico Norberto Peluffo tuvo que lidiar con este personaje en el 2003 y 2004. Jugó 52 encuentros, fue expulsado tres veces, y en esos partidos el cuadro azul recibió 56 goles, es decir más de uno por juego.

Facundo Martín Argüello: hasta ahora no había mencionado extranjeros. Este es un argentino cuya transferencia seguramente dejó buenas comisiones. ‘El pecoso’ Castro fue el encartado con este pedazo de refuerzo que jugó 15 partidos en los que el cuadro embajador vio como le anotaban en 30 ocasiones. El promedio lo dice todo, cuando Argüello jugó el rival tenía dos goles asegurados.

Gustavo Adalberto Cañete: otro extranjero que hacía parte de esa extraña cadena de llamados refuerzos, pero que poco aportaron al azul. Este llegó en el 2007 a sus 30 años luego de jugar en varios equipos de su país y de México. Sin embargo, el técnico Juan Carlos Osorio solo lo utilizó en nueve partidos (601 minutos) y cuando jugó siempre el equipo recibió gol.

Alejandro Enrique Cíchero: no podía quedarse fuera de la lista este venezolano que llegó con 33 años gracias a su compatriota Richard Páez. Este gigantón de 1,96 mts. de estatura no era tan lento como arrogante ya que presumía de haber jugado en las grandiosas ligas de China y Bulgaria, así como en Uruguay, Portugal e Italia. Muchas veces le valoraron su entrega, pero ni eso le alcanzó.

Seguramente usted ha recordado más nombres que se podrían añadir a esta lista de zagueros que pasaron por el cuadro capitalino en los últimos años y que tienen cosas en común: en algunos casos el exceso de rudeza y en todos la escasez de calidad. Usted juzgará en cuál podríamos ubicar al señor Cadavid, por el que, según cuentan, Millonarios pagó más de 400 mil dólares.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo