[Un tipo de datos] Los siete pecados de Millonarios

Por: Alfredo Yacelga Abreo / @AlfredoYacelga

Por Publimetro Colombia

Luego de una campaña memorable que le dio la estrella 14, en el semestre pasado, el equipo azul de la capital falló en siete puntos fundamentales que le costaron quedar eliminado de la final con dos fechas por jugar en los cuadrangulares.

1.      No hubo refuerzos. Siempre se dijo que Millos se quedó corto al momento de fortalecer su nómina campeona, teniendo en cuenta que jugaría Copa Libertadores. Vinieron cuatro y su aporte ha sido mínimo. El caso más decepcionante ha sido el de Fredy Henkyer Montero, hoy suplente, quien llegó con la chapa de goleador y hasta ahora, en 20 partidos, solo anotó cinco goles. El portero Róbinson Zapata vino para ser suplente de Delgado y Torres solo lo ha tenido en cuenta en seis juegos, mientras que Ánderson Zapata solo ha tenido cinco partidos, cuatro de titular. También ha sido muy poco el aporte de Dawhling Leudo, quien jugó hasta ahora 12 partidos, la mitad como titular.

2.      El equipo anota poco y recibe muchos goles. Una de las claves para el éxito en el semestre pasado fue la efectividad del cuadro azul, que marcó 34 goles en 26 partidos (1,31 de promedio), pero además su solidez defensiva, en la que terminó con el mejor registro, pues solo recibió 16 goles en 26 partidos (0,62 de promedio). Allí se ha visto un cambio drástico pues actualmente el equipo tiene 23 goles recibidos en 22 encuentros, es decir, un promedio de 1,05 goles por juego. Cabe anotar que el equipo lleva 31 goles en las 22 fechas, que le dan un promedio de 1,41.

3.      No pudo con los grandes: en este semestre Millonarios no le pudo ganar al Cali en tres enfrentamientos (dos empates y una derrota), perdió con Nacional como visitante y empató sin goles con el Medellín, su rival de la final del año pasado. En los juegos contra los equipos llamados a pelear título solo tuvo un triunfo en tres juegos con Santa Fe y una victoria frente a Junior en Bogotá.

4.      Santa Fe le tiene la medida: el rival de plaza le ganó los dos clásicos de la Súper Liga y eso pareció golpear fuerte en el interior del equipo azul, que perdió confianza frente al rojo y solo le pudo ganar una vez en siete clásicos disputados este año (contando los de la Copa Postobón).

5.      Lesiones y suspensiones: el azul estuvo de malas con las lesiones y además no pudo mantener una misma nómina debido a las constantes suspensiones disciplinarias. Solo una vez en todo el semestre el técnico Hernán Torres, quien perdió a Jorge Perlaza y a Juan Esteban Ortiz, con lesiones de larga duración, pudo alinear el mismo once titular en tres partidos consecutivos (entre las jornadas 15 y 17). En cuanto a las tarjetas, cinco jugadores fueron expulsados y recibió 70 amarillas, por lo que tuvo 16 suspensiones por acumulación de tres amonestaciones.

6.      No tuvo regularidad en los resultados: a diferencia del semestre anterior en el que el equipo y tuvo tres invictos significativos de siete y seis jornadas, respectivamente, en este torneo el cuadro azul no pudo hilar más de dos victorias seguidas y el máximo invicto que tuvo fue de cinco fechas (entre la jornada 13 y la 17) cuando remontó y aseguró su clasificación a los cuadrangulares.

7.      El caso Johnny Ramírez y la Dimayor: el hecho de que una jueza civil fallara a favor de Ramírez en el pleito que sostiene con el Chicó y dejara fuera del asunto a la División Mayor del Fútbol Colombiano y a la Federación, parece que le costó mucho a Millonarios, que misteriosamente se vio afectado por un arbitraje amañado como fue el de Hernando Buitrago, que hizo el mandado completo, incidió claramente en el resultado del clásico y disminuyó al equipo al expulsar a una pieza clave como Candelo.

Por: Alfredo Yacelga Abreo / @AlfredoYacelga

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo