Olvídese de sus passwords

Por Nicolás Martínez, @diarionocturno

Por Publimetro Colombia

Piense en cuántos passwords diferentes ha tenido que escribir hoy. Posiblemente su computador tenga clave, también su correo, facebook, twitter y todas las redes sociales en que ha terminado inscrito por culpa de sus amigos. ¿Ha mirado el saldo de su banco? Sume otra clave. ¿Trabaja en más de un computador? Multiplique la confusión.

La proliferación de servicios en la web y la dificultad para memorizar tantas claves distintas (a menos que usted sea un experto en nemotecnia) hacen que las personas terminen usando un mismo password fácil de memorizar para todas sus cuentas, poniendo en riesgo la seguridad de su información.

Los expertos en seguridad informática recomiendan usar claves que no representen una palabra que pueda encontrarse en un diccionario. Preferiblemente deben tener más de ocho caracteres combinando minúsculas, mayúsculas, números y símbolos. Como si fuera poco, aconsejan cambiarlas con frecuencia y no usar la misma en diferentes sitios.

La empresa de seguridad Imperva analizó una base de datos de 32 millones de cuentas hackeadas del sitio web RockYou. El top 10 de contraseñas más usadas era increíblemente obvio:

  1. 123456
  2. 12345
  3. 123456789
  4. Password
  5. iloveyou
  6. princess
  7. rockyou
  8. 1234567
  9. 12345678
  10. abc123


Si su clave está en la lista, su información privada corre peligro. Si es el número de su cédula, es el nombre de un hijo, su mascota o su equipo de fútbol, cualquiera que lo conozca medianamente puede entrar a sus cuentas a punta de ensayo y error.

Si alguna vez ha olvidado una contraseña seguramente su reacción haya sido parecida a la de este sujeto que se hizo famoso en YouTube por una broma pesada de sus amigos. Por fortuna, existen herramientas gratuitas cada vez más poderosas que pondrán fin al dolor de cabeza de tener que lidiar con sus passwords.

La mayoría de navegadores son capaces de recordar sus contraseñas, pero debe repetirlas en cada equipo que use. Algunos, como Chrome, pueden sincronizar las claves, pero no podrá usarlas al pasar a Firefox, Safari o Internet Explorer.

Una de las mejores aplicaciones para el manejo de claves es LastPass. Una galardonada caja fuerte en la que puede grabar todas sus claves y compartirlas a través de varios navegadores y dispositivos.

Una vez instalada puede llenar formularios con un clic o activarla para que entre automáticamente a todos los sitios a los que está inscrito.

Cada vez que se registre en un sitio nuevo o cambie su contraseña, LastPass le preguntará si quiere que la memorice por usted. También le da la alternativa de generar una contraseña segura aleatoriamente. De seguro será inmemorizable, pero es algo de lo que no se tendrá que preocupar.

LastPass está disponible para sistemas Windows, Mac y Linux, y funciona como plugin o extensión para Chrome, Internet Explorer, Opera, Safari y Firefox. Está disponible para los principales sistemas operativos móviles a través del pago de una suscripción (un dólar al mes).

Si utiliza equipos compartidos puede configurar una única clave para abrir LastPass. Sin esa clave nadie podrá entrar a espiar su valiosa información. Si se encuentra en un computador seguro puede activar el auto acceso, de modo que entre inmediatamente a sus sitios sin tener que digitar el usuario o la clave.

Al instalar LastPass le recomendamos que desactive la opción de relleno de formularios y recordar contraseñas de su navegador para evitar confusiones. De este modo estará seguro de que sólo usará las claves alojadas en LastPass.

LastPass también permite compartir el acceso al sitio que elija con alguien de confianza sin que esa persona vea su contraseña.

Por supuesto, LastPass no es el único servicio que ofrece estos beneficios. Existen otros como Roboform, por el que hay que pagar si se quiere sincronizar entre navegadores, o Mitto, gratuito y con menos funciones. Para los paranóicos existe Passter, que no archiva las contraseñas en sus servidores sino en la cuenta de Google Docs del usuario.

Usando uno de estos programas ya no hay excusa para tener contraseñas débiles. La clave está en olvidar la clave.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo