Y el que no vuela, no llega allá

Pablo Francisco Arrieta / @Xpectro/ Profesor y lector de diccionarios

Por Publimetro Colombia

Entre más habla uno sobre el tema, evidencia mejor el problema que se da cuando se repiten argumentos sin localizar los términos a nuestro idioma local. Tan foráneo fue el texto que se aprobó para cumplir con el TLC y controlar los contenidos que se publican en la web bajo la figura de la protección de derechos de autor, que muchos tienen problemas en diferenciar gratis de libre. En inglés hasta uno podría entender esto, ya que FREE se usa en las dos acepciones. Pero, en nuestra lengua, las diferencias son bastante notorias.

 

Si bien para los legisladores fue suficiente el texto de la Real Academia Española para definir lucro (aunque lo haga de manera sobreincluyente), en la ley ha quedado consignado que este es “lucro. (Del lat. lucrum). 1. m. Ganancia o provecho que se saca de algo”. Es decir, hasta las entidades sin ánimo de lucro al ser definidas por lo anterior han dejado de serlo, pues beneficio hay. Y, vale añadir, para los angloparlantes lucre no es benefit. Busquen y verán.

 

Así que, si el diccionario sirve para algo, veamos qué nos indica sobre “gratis. (Del lat. gratis). 1. adj. gratuito (‖ de balde). 2. adv. m. gratuitamente (‖ de gracia).” Y eso es todo. Claro y conciso. 

 

Y otra palabrita: libre. Esta si que es larga: “libre. (Del lat. liber, -ĕra). 1. adj. Que tiene facultad para obrar o no obrar. 2. adj. Que no es esclavo. 3. adj. Que no está preso. 4. adj. Licencioso, insubordinado. 5. adj. Atrevido, desenfrenado. Es muy libre en hablar. 6. adj. Disoluto, torpe, deshonesto. 7. adj. Suelto, no sujeto. 8. adj. Dicho de un sitio o de un edificio: Que está solo y aislado y que no tiene casa contigua. 9. adj. Exento, privilegiado, dispensado. Estoy libre del voto. 10. adj. soltero. 11. adj. independiente. El que no está sujeto a padres ni amos o superiores domésticos, es libre. 12. adj. Desembarazado o exento de un daño o peligro. Renta libre de penas, de cuidados. 13. adj. Que tiene esfuerzo y ánimo para hablar lo que conviene a su estado u oficio. 14. adj. Dicho de un sentido o de una parte del cuerpo: Que tiene expedito el ejercicio de sus funciones. Tiene la voz libre. 15. adj. inocente (‖ sin culpa). 16. adj. Se dice del tiempo de que dispone alguien, al margen de sus ocupaciones habituales. 17. adj. Dicho de un espacio o de un lugar: No ocupado.”

 

Molesta que se diga que quienes velamos por la web lo hacemos “por el discurso vendedor”, siendo este que “en internet todo es gratis, todo libre” cuando el debate gira en torno al acceso y las posibilidades de uso y expresión digitales de los ciudadanos, mismas que sentimos están siendo limitadas exageradamente en aras de proteger derechos que tienen los creadores a lucrarse con sus obras. Pero es que esto se ha de hacer reconociendo la realidad y los usos sociales de la tecnología. Si hemos hablado desde esta orilla y expresamos dudas es porque el slogan de la empresa que nos cobija, misma que le paga el sueldo a muchos funcionarios, es “Libertad y Orden”. Esos son los principios a proteger para el bien de esta nación y sus pobladores, como ellos hacen las cosas hoy, en el siglo XXI.

 

Los usuarios libres lo que buscan es mejor oferta (tanto en precios como en contenidos), transparencia, posibilidades de cambio o selección. Y es curioso creer que, por más que lo cante, un autor puede meter su obra en una casa en el aire (para que no la moleste nadie). Los niños de hoy hacen en YouTube lo que en su momento exigió millonarias inversiones a empresarios. Cambio y evolución que no debería frenarse sino entenderlo y construir sobre el.

 

El jueves pasado, Paul McCartney cantó en Bogotá durante más de dos horas. Una semana después al buscar en Google, encontramos más de 3.000 videos con referencia al hecho. Se puede ver el antes, durante y despúes… no con la mejor calidad, pero desde tan diversas perspectivas que tanto quienes asistieron como los que no, tienen la posibilidad de ampliar imágenes y recuerdos, que en modo alguno suplantan el hecho real de la asistencia. Tan inofensivos son estos que los organizadores explicaron que no había restricción de entrada de cámaras “no profesionales”. Esta avalancha de recuerdos pixelados son testimonios publicados libremente, y muy posiblemente sólo aumentan la huella de su paso por nuestras vidas. Hay lucro pero de un estilo que no debería cobijar ninguna ley de protección comercial.

 

Claro, si la semana pasada le aclaraban al alcalde que transmitir el concierto de McCartney no fue ningún regalo, hoy el gobierno que hace una semana luchaba contra los usuarios de un internet “gratis y libre” promete vivienda gratis. ¿Acaso no es ese, realmente, el discurso vendedor

 

Postweet: Un triunfo: la editorial Macmillan venderá sus libros sin protección digital (DRM) para dar libertad a los lectores. Oferta comercial, como toca.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo