Noticias

¡Aterrador! Joven casi muere por bacteria tras meterse a piscina en una fiesta rave en Santander

Narró con imágenes el calvario que le tocó vivir.

Angustiantes días vivió el joven que narró los consternantes hechos con imágenes. Joven casi muere por bacteria tras meterse a piscina en una fiesta rave.

Una agua que sabía horrible fue la señal que prendió alarmas a un joven que asistió a una fiesta que prometía ser ‘pool party’ o ‘fiesta de piscina’ en Santander.

Los hechos habrían ocurrido específicamente en la Mesa de los Santos, en ese departamento. El joven había asistido a la fiesta y los hechos se habrían desenvuelto cuando fue a meterse a la piscina en el ‘remate’ de la fiesta.

«La piscina se veía bien, su agua tenía un color normal, me bañé un rato. Hasta que en cierto momento un poco de agua entró a mi boca, y su sabor era horrible», contó. Después de eso dijo que se quiso salir rápidamente del agua y cuando lo intentó se cortó el dedo gordo del pie con el piso de la piscina.

Aunque no le prestó mucha atención a lo sucedido, el joven narró que un gran absceso le fue creciendo en su muñeca derecha hasta volverse insoportable. A los tres días de haber estado en la fiesta comenzó su calvario. El absceso crecía y dolía cada vez más, «la sensación era insoportable», describe el joven.

Aunque el joven drenó el absceso, la cosa se puso peor, y aunque asistió al médico, no hicieron mucho por él. En la EPS, a donde fue por urgencias, al joven le dijeron que tenía una picadura de zancudo infectada.

«No hicieron nada, unas pastillas y no más», señaló el joven. Además, comentó que ante la gravedad de su herida, decidió asistir a un médico particular, el cual le descubrió un grave problema.

¡Aterrador! Joven casi muere por bacteria tras meterse a piscina en una fiesta rave en Santander

Solo con el aspecto de las heridas, el médico le diagnosticó una bacteria en la sangre: ántrax cutáneo. El contagio se produce por comer carne de animales enfermos o por contacto a través de una puerta de entrada en la piel.

El médico le advirtió que si no era tratado inmediatamente podría morir. La bacteria podría seguir moviéndose y tomando diferentes lugares de su cuerpo.

Además, le dijo que esta puede correr a los tejidos, músculos y si alcanzaba el hueso habría que amputar algún miembro.

Con un tratamiento fuerte contra la bacteria, el joven logró recuperarse, pero se llevó un escarmiento que le salió carísimo.

Contó que gastó 500.000 pesos en su tratamiento y que ahora no le queda dinero para tomar bebidas alcohólicas hasta diciembre.

El hombre, que se hace llamar Don Omar en Twitter hizo un llamado de atención para este tipo de organizadores de fiestas. Les sugirió que se preocupen por la integridad de los asistentes y dejen de pensar tanto en la plata.

«Conclusión para asistentes a farras: no se confíen, cuídense mucho, si los organizadores no les dan la seguridad, no se metan a piscinas, no tomen agua en cualquier lado», concluyó el joven.

Puede ver el hilo completo de los hechos en el siguiente hilo de Twitter. Este contiene imágenes gráficas, por lo que puede resultar de alta sensibilidad para algunas personas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos