logo
Noticias
Estas fueron los compromisos de la Alcaldía de Cali con la Primera Línea / Foto: Hroy Chávez | Publimetro ColombiaEstas fueron los compromisos de la Alcaldía de Cali con la Primera Línea / Foto: Hroy Chávez | Publimetro Colombia
Noticias 09/09/2021

“Nos prometieron respetar el territorio, empleos y alimentación”: Soldado

Los manifestantes de Puerto Resistencia protestaron por incumplimiento en las promesas que les hizo la Alcaldía de Cali, esto dice Soldado.

La Primera Línea de Puerto Rellena, renombrada como Puerto Resistencia, es una de las más herméticas en Cali y poco se conoce sobre sus integrantes. Publimetro habló con Soldado, un joven que prefiere mantener su nombre en el anonimato mientras esté luchando por su causa; también, con un experto en seguridad y con el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina. Le revelamos lo que se prometió a los manifestantes para levantar los bloqueos y por qué están saliendo nuevamente a protestar en las calles de la ciudad.

Esta semana varios concejales salieron a pedirle al alcalde de Cali que revelara cuáles fueron esos compromisos que se adquirieron con la Primera Línea; ya que hasta ahora no hay un documento oficial que se conozca más allá de promesas que están sobre la mesa y que, según el alcalde, continúan en pie.

“Dentro de los compromisos estaba respetar espacios para que hubiera participación conjunta. A parte de eso después de la entrega del CAI se pidió respeto del territorio, los policías en su CAI y el resto en su participación colectiva. Que no hubiera irrupción de ningún lado. Además, se pidió que no hubiera problema por los puestos de emprendimiento ni por el monumento de la mano que ya tiene documentos de validez. A parte de lo prometido en el punto, con la URC se pactaron unos empleos y un proceso de alimentación para las ollas comunitarias”, dice Soldado.

La cifra

80 integrantes tiene la Primera Línea de Puerto Resistencia según Soldado

Promesas empeñadas

Gustavo Orozco, experto en seguridad y terrorismo, dice que estos acuerdos que nadie conoce “son un fiasco” por varios motivos. Entre ellos, por la ausencia de transparencia en cómo se lograron y qué se logró. “Yo creo que no había nada para pactar, especialmente cuando la amenaza es de violencia, de destrozos y de costos a la ciudad. Lo segundo, es que a lo largo de los 5 meses hemos visto el pésimo resultado de la Alcaldía con las mesas de negociación insistiendo además que no se debió haber negociado con gente que insiste en cometer crímenes y que no han servido”.

El alcalde Jorge Iván Ospina dice que lo pactado con estos jóvenes fue darles el reconocimiento de existencia como fenómeno de orden social y político de movilización ciudadana. “A partir de darles esa vocería y ese reconocimiento, sentarnos con ellos para tramitar soluciones de fondo a los problemas que hay en sus comunidades y con ellos mismos. De allí, han salido líneas de trabajo que no han sido firmadas, pero que nos ubica en una responsabilidad que tiene nuestra ciudad para con los lugares donde el estallido social fue alto”.

Añadió que “nosotros lo denominamos un Plan de Inclusión Social de Emergencia. Que no ha sido firmado con ellos, pero que sí lo estamos implementando y que incorpora unos procesos de seguridad alimentaria; de empleabilidad de emergencia, de acompañamiento y de garantías para que las personas no sean vulneradas. Además unos procesos de educación para terminar el bachillerato, educación de emergencia en carreras técnicas, para el trabajo y superior. Eso, para jóvenes de todos los sectores la ciudad que hayan estado o no en la resistencia. El problema es que hay una fractura en las vocerías y han cambiado los líderes dificultando el proceso”.

Soldado dice que hay retrasos

Soldado señala que “la Alcaldía no es que haya fallado. Lo que manifestaron los compañeros fue la dilatación en cuanto al cumplimiento con todos los compromisos”. Dice que si bien se comprometió con empleo para los jóvenes, también se prometió unos cargos específicos que no quiso revelar. “La manifestación del día lunes no fue por este incumplimiento. Fue por la irrupción del ESMAD dentro del espacio donde se acordó que ellos no debían estar. Estaban todos en la mañana sentados en esa caseta. Luego me pegan una cachetada después de que me requisan y me dicen que me tengo que ir del espacio; sabiendo que hay jóvenes dentro de la caseta en ese momento, ellos están en una actitud de provocación”.

Gustavo Orozco sostiene que la ciudad no tiene autoridad. “Aquí la pregunta es si francamente en Cali cualquiera de las fuerzas se puede apropiar de espacios privados que no le pertenecen o espacios públicos que son para todos. Lo que nos tiene que llevar a un pensamiento razonable es que no”. Añade que aplicar la fuerza no es sinónimo que entrar a matar “la fuerza pública tiene la capacidad y el entrenamiento para usar la fuerza con armas no letales y garantizar que en la ciudad todos tengan sus derechos protegidos y no solamente unos cuantos”.

Para Jorge Iván Ospina, la movilización ciudadana y la protesta son derechos constitucionales consagrados que siempre va a defender. “Nunca vamos a molestarlos porque una ciudadanía manifieste irritación o molestia frente al Estado. Pero tampoco podemos posibilitar los bloqueos que impidan el adecuado desarrollo de la ciudad o que destruyan el patrimonio público”.

“Algunos quisieran que el levantamiento se hubiese resuelto de manera represiva, militar y policiva. Eso nos tendría en una guerra civil y todavía estaríamos contando los muertos”.

Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina