Noticias

“Yo quería oírlos hablar desde su corazón, no desde la política”: Ingrid Betancourt a exFarc

La excandidata presidencial se dio cita con sus captores en un acto de perdón y reconocimiento.

“Yo sé que Colombia nos oye y nos oye, pero no nos entiende”; con estas palabras la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, quien estuvo seis años secuestrada por las Farc, les pidió a los excabecillas de esa guerrilla que se sinceraran ante el país y contaran la verdad sobre el secuestro, un crimen que dejó millones de víctimas en Colombia y del que no todos salieron con vida para contarlo.

La también excongresista, foco del evento realizado por la Comisión de la Verdad, en el que buscaban el reconocimiento de responsabilidades sobre el secuestro por parte de la antigua guerrilla, aprovechó su espacio para insistir en que el país debe conocer y sentir lo que padecieron las víctimas del secuestro.

“Oí con emoción el relato de mis hermanos de dolor. Los oí llorar, los vi llorar y he llorado con ellos y me cuesta trabajo no seguir llorando. Pero debo confesarles que me sorprende que nosotros de este lado del escenario estemos todos llorando. Y que del otro lado no haya habido una sola lágrima”, dijo, dirigiendo su mirada hacia el lado del teatro donde estaban ubicados los firmantes del acuerdo de paz.

Minutos antes de su intervención habló Rodrigo Londoño, el último comandante de las Farc, y pidió perdón por los secuestros que cometieron durante la guerra.

“A quienes nunca regresaron y a sus familiares, les suplicamos perdón. También a la sociedad colombiana. Somos conscientes de que nada puede justificar ese dolor”, dijo.

Pero para Betancourt, no fueron suficientes las palabras que expresaron Rodrigo Londoño, Carlos Antonio Lozada, Pastor Alape, Pedro Trujillo y Abelardo Caicedo, todos excombatientes de las Farc.

“Volver a ser humanos es llorar juntos. Algún día tendremos que llorar juntos, por el sufrimiento de ustedes, el de su vida, por el sufrimiento que nos causaron a nosotros y a nuestras familias”, indicó la excongresista.

Y luego hizo un alto en su discurso para hablar del crítico momento que vive el país por las muertes de jóvenes en medio del paro nacional. Ingrid Betancourt le pidió a las Farc asumir también su responsabilidad en este capítulo. “Por el sufrimiento en Colombia, que lo vemos hoy en los muchachos que están en las calles porque tienen hambre, porque no tienen trabajo y porque los señalan de terroristas. Porque siendo pobres y jóvenes los asimilan a combatientes de las Farc y esa es una responsabilidad que ustedes tienen”, señaló.

Intervención de Ingrid Betancourt:

Colombia necesita entender

Ingrid Betancourt se refirió a cada uno de los discursos que dieron los miembros de la extinta guerrilla y los confrontó. Con lágrimas en su rostro y una voz entrecortada, pidió que hablaran claramente de sus responsabilidades.

“Abelardo Caicedo, usted expresó su defensa del acuerdo de paz y eso está bien. Pero yo hubiera querido oírle decir si usted en algún momento secuestró a alguien. Si usted dio la orden de que amarraran a alguien”. Luego continuó: “Carlos Antonio Lozada, usted habló de la generosidad de las víctimas. Y hemos sido generosas porque amamos a Colombia, porque nosotros no representamos al pueblo, nosotros somos el pueblo. Yo quería oírlo hablar desde su corazón, no desde la política. Este es un encuentro de corazones, este no es un encuentro político. Aquí estamos seres humanos, no el Estado, aquí estamos los colombianos al desnudo, mirándonos en el drama que hemos compartido”.

Entonces, recordó la historia que ella misma vivió en medio de su secuestro.

“A mí me pasó una cosa muy curiosa y es que años antes de que me secuestraran yo me senté con ‘La Chiva’ Cortés y él me narró su secuestro. Y yo lo oía y lo oía y no le entendía. Yo sé que Colombia nos oye y nos oye, pero no nos entiende. Cuando estuve secuestrada cuántas veces volví a pensar en esa conversación. Hoy tenemos que hacer que Colombia entienda y tenemos que encontrar las palabras justas para que el país vea, imagine, oiga, lo que nos sucedió a todos”.

Al terminar la intervención de Betancourt, el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, resaltó que este momento quedará grabado en la historia y les recordó a los miembros de las Farc, y ahora partido político Comunes, que aún tienen tiempo para seguir avanzando en el perdón. “En pocos años, los protagonistas de esta historia estaremos muertos. Quedará este momento para sus hijos y sus nietos. De un día que nos encontramos ante Colombia y ante el mundo para definir si íbamos a dar el paso hacia adelante”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos