Noticias

La lucha de un abogado que perdió su ojo por agresión del ESMAD

Un caso que él mismo logró escalar ante la CIDH, quien próximamente visitará el país.

Su caso ya lo estudia la CIDH. La lucha de un abogado que perdió su ojo por agresión del ESMAD.

Su nombre es Juan Carlos Martínez Gil, quien fue atacado por el ESMAD en 2007. La justicia colombiana ya condenó a un capitán de la Policía por los hechos que rodearon su agresión. Desde los hechos, el abogado aspira a ayudar a otras víctimas de lesiones oculares. Además, quiere crear una mesa nacional de víctimas del ESMAD.

En 2014, el caso de Martínez fue admitido por la CIDH para ser estudiado. Sin embargo, la entidad aún no se pronuncia de fondo sobre lo sucedido.

La ONG Tembl0res denunció que a un mes del inicio del Paro Nacional, por lo menos 47 personas han denunciado ser agredidas en sus ojos a causa de la violencia policial. Además, la alcaldesa de Bogotá reiteró esta cifra en el informe de violencia en el marco de las protestas que entregó a la ONU hace unas semanas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también manifestó su preocupación sobre los casos de lesiones oculares. Esta entidad podrá entrar al país el próximo 8 de junio para realizar una verificación de derechos humanos en el marco del Paro.

La lucha de un abogado que perdió su ojo por agresión del ESMAD

Sin embargo, ya desde 2014 había recibido el caso del abogado agredido por el ESMAD. Los hechos ocurrieron el 8 de junio de 2007, en Manizales. En medio de la conmemoración del día del estudiante caído, Martínez fue atacado por un miembro del escuadrón antidisturbios. Sin embargo, desde 2017 no se reporta mayor avance en el caso, desde que se llevó a cabo un período de audiencias públicas sobre su caso en la CIDH.

Martínez entregó su testimonio a El Espectador, en donde cuenta que durante 14 años ha pasado por instancias judiciales nacionales e internacionales. En su caso ya está la condena de un capitán de la Policía. El Consejo de Estado también habría condenado a la Nación por su caso. Además, el abogado contó que ya hay una reparación directa de la cual cuenta que no ha recibido un solo peso.

A pesar de esto, Martínez cuenta que el dinero no es lo que realmente le importa, si no que le preocupa la sistematicidad en las lesiones oculares. «Los jóvenes son atacados para infundirles temor y por eso es necesario visibilizar las decenas de casos de personas que han perdido su visión por el abuso policial. Es urgente que se desmonte el Esmad», comentó el abogado.

El panorama judicial para estas víctimas no es alentador

La mayoría de casos de personas que han denunciado tener lesiones oculares por ataques del ESMAD no han prosperado. Según El Espectador, el caso de Martínez es único entre muchos, pues ha podido tener ciertos avances jurídicos en el terreno jurídico, a diferencia de otros.

El abogado cuenta que uno de sus propósitos es realizar un encuentro nacional de víctimas del ESMAD, se ha dificultado la tarea debido a la falta de contacto con otras víctimas. «Es muy difícil porque, como víctimas, desconfiamos de todo el mundo por lo que hemos vivido: ninguna atención del Estado, barreras de acceso a la justicia y amenazas por denunciar los hechos», comentó.

Martínez ha intentado contactar con diferentes víctimas de lesiones oculares en todo el mundo, trató de hacer contacto incluso por personas de España y de Francia, pero ha sido todo un reto tratar de reunir a estas personas.

Sin embargo, comenta que uno de sus propósitos es ayudar a otras víctimas de lesiones oculares. Tanto en la parte jurídica, como en el apoyo psicológico. En su caso, se dedicó a redactar la solicitud de estudio de su caso a la CIDH y de encontrar el video del momento de su agresión. Esto ha sido crucial, pues en muchos casos como los de Garteh Cella o Sandra Pérez y su hija Sara Cárdenas están en incertidumbre. Esto porque los videos de las cámaras de las calles donde fueron atacadas pudieron ser modificados o borrados.

¿En qué va el caso?

Las aspiraciones de Martínez es crear una reunión de víctimas del ESMAD, en donde puedan contar sus experiencias y reunirse para exigir el desmonte del ESMAD. «Yo creo que si nos reunimos unas 20 o 30 víctimas, esto se vuelve como un imán. Tomarnos una foto en la Plaza de Bolívar con parche o tapándonos el ojo, como sea, pero dando un mensaje: que somos personas de carne y hueso que exigimos el desmonte del Esmad», contó.

Martínez denuncia que el capitán acusado, Libardo Fandiño, no ha firmado el acta de compromiso de buen comportamiento ni pagado las multas que le impuso la justicia colombiana.

En una audiencia de julio de 2017 Martínez rindió testimonio y el Estado presentó sus descargos ante la CIDH. Comentando que Colombia ha puesto todos sus esfuerzos para enjuciar a los culpables y reparar al abogado. En esta hizo presencia un vocero del ESMAD que dijo que este escuadrón cumple con todos los protocolos y que utiliza «armas menos letales». En esta audiencia también participó el entonces viceministro del interior, Luis Ernesto Gómez. Ahora es secretario de gobierno de Bogotá y ha manifestado su especial preocupación por los ataques a los ojos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos