logo
Noticias
Noticias 25/05/2021

Una pareja y un gato murieron dentro en un motel intoxicados con monóxido de carbono

Tras dejar el auto en que se transportaban encendido.

Este caso ha generado muchas preguntas en esta capital. Una pareja y un gato murieron dentro en un motel intoxicados con monóxido de carbono.

Un hombre y una mujer resultaron hallados muertos en la tarde de este martes al interior de un motel, en el Centro de Barranquilla.

De acuerdo al reporte, la pareja fue encontrada sin signos vitales al interior del carro en el cual ingresaron.

Por tanto, el vehículo estaba encendido y se desconoce, por el momento, las causas de su muerte.

Sin embargo se presume que murieron intoxicados por la acción del monóxido de carbono en la cabaña que alquilaron.

La Policía hizo presencia en el lugar de los hechos para la inspección de los cadáveres.

Una pareja y un gato murieron dentro en un motel intoxicados con monóxido de carbono

Las víctimas pudieron ser plenamente identificadas por las autoridades, cuyos cuerpos no presentaban signos de violencia aparentes.

Según lo que han logrado indagar las autoridades, la pareja ingresó al lugar a la 1 de la tarde y alrededor de las 3:40 p.m. en el vehículo.

En ese momento, una empleada del motel se disponía a limpiar la habitación de al lado, pero escuchó el vehículo encendido y pensó que la pareja iba a salir.

Entonces decidió abrir la puerta del parqueadero que da a la habitación contigua y es cuando encontró que la pareja estaba muerta dentro del carro.

Con urgencia la empleada dio aviso al propietario del negocio y este informó a la Policía.

De inmediato al sitio arribaron las autoridades, las cuales comenzaron la investigación.

Estas constataron que, al parecer, el carro continuaba encendido.

Además los cuerpos sin vida no tenían signos de violencia.

De igual forma, uno de los policías, que llegó a la escena informó, que muy cerca del carro también fue hallado muerto un gato.

Las autoridades investigan las causas que habrían provocado estas muertes en apariencia accidentales.

Una pareja y un gato murieron dentro en un motel intoxicados con monóxido de carbono.