logo
Noticias
 /
Noticias 26/04/2021

Estudiar matemáticas: una decisión inteligente, útil y con gran campo laboral

Consultamos con un experto para entender por qué es importante dejar de tenerles miedo a las matemáticas e incluso, para qué sirve elegirlas como una carrera profesional.

Las matemáticas han sido un gran dolor de cabeza para muchos desde los inicios de su etapa escolar. Hoy en día es común escuchar frases como: “yo estudié esto porque no tiene tantas matemáticas”, “las matemáticas son aburridas” o “yo me defiendo con calculadora”. Sin duda, muchos todavía desconocen la importancia que estas tienen en la vida diaria y así quieran ignorarlo, es necesario saberlas y aplicarlas.

El avance de la ciencia, tecnología y el big data han tomado mucha fuerza durante los últimos años y por esto, es necesario determinar soluciones óptimas de acuerdo con sus últimos avances. Es aquí donde las matemáticas aplicadas ocupan un papel importante y pueden trabajar de la mano con otras disciplinas tales como economía, medicina, psicología, ingeniería, entre otras.

Hoy en día su importancia es tan grande, que incluso ya existen carreras universitarias que se enfocan 100% en ellas. Leonardo Donado, director del Departamento de Matemáticas y Estadística de la Universidad El Bosque, reveló en diálogo con PUBLIMETRO cómo abordan hoy en día su estudio para que sean prácticas, digeribles y apunten a la solución de problemas en la sociedad.

“Está demostrado que toda teoría matemática, por muy abstracta que sea, en algún momento de la vida se utiliza y se aplica en la solución de un problema del hombre, cualquier fenómeno natural, bien sea epidemiológico, económico, médico, etc., se puede modelar a través de una teoría matemática”, aseguró destacando su importancia frente a la prevención y respuesta ante problemáticas actuales de la población.

El miedo a las matemáticas

Muchos consideran que las matemáticas son solo para genios, pero lo cierto es que es una disciplina como cualquier otra, para obtener logros toca trabajar y estudiarla a fondo. Esto la convierte en una carrera que puede estudiar cualquier persona.

“Hace 25 años estudiábamos matemática pura, nunca nos preocupamos por la aplicación que tenía esta disciplina y, por eso, solo nos relacionábamos con matemáticos. No hablábamos con ingenieros, comunicadores, ni médicos, porque teníamos en la cabeza una serie de categorías tan abstractas y puras, que solo nos entendíamos entre nosotros mismos. Pero todo esto cambió porque las demás disciplinas empezaron a buscar herramientas que les permitieran avanzar en sus investigaciones, hacer planificaciones efectivas y tomar decisiones óptimas. Esto lo encontraron en las matemáticas”, agregó Donado, quien lleva 20 años trabajando en la Universidad El Bosque.

Una de las razones por las cuales los niños crecieron con miedo a las matemáticas, es porque los docentes antes eran formados para ser abstractos y así llegaban a enseñar a los colegios.

Antes no había motivación para aprender matemáticas, los docentes nos basábamos en teorías tan puras que por eso tantos niños crecieron con miedo a ellas. Llegábamos a hablarles de factorización, funciones crecientes, decrecientes, derivadas, integrales y ellos decían ¿Eso para qué me sirve? Eso los desmotivaba mucho”, aseguró.

Las matemáticas en el campo laboral

El relacionamiento de las matemáticas con otras disciplinas ha permitido que hoy en día sus profesionales sean tan necesarios, que los bancos, empresas financieras, centros médicos de investigación, farmacéuticas, entre otros, tengan sus ojos sobre ellos y los pidan para sus puestos de trabajo.

“Los matemáticos estamos de moda porque el lenguaje del mundo está escrito en números. La matemática es el lenguaje de todas las ciencias, porque ninguna puede desarrollarse, expresarse o explicarse si no utiliza las matemáticas. Hoy en día quienes quieran investigar, planificar, llegar a grandes conclusiones y tomar decisiones óptimas deben acudir a ellas”, concluyó Donado.