logo
Noticias
Cortesía /
Noticias 22/04/2021

Emprendedora colombiana está reduciendo los desechos de pañales con novedosa tecnología

Se trata de Katherine Correa, una paisa que al ser mamá se dio cuenta del daño que los pañales desechables le hacen al planeta.

Su emprendimiento, llamado Ókolo, comenzó hace cinco años al convertirse en madre. Fue entonces cuando se dio cuenta de la cantidad de pañales que estaba botando a diario y comenzó a investigar sobre el tema.

“Me di cuenta de que un pañal se biodegrada en 500 años y que un niño desde que es recién nacido y hasta los tres años se puede estar gastando alrededor de 7.000 pañales desechables. Para mi eso fue un impacto porque pensé en el impacto ambiental y económico, porque uno puede estar gastando entre 6 y 7 millones de pesos en pañales”, cuenta Correa.

Katherine tenía el referente de que su mamá, como a muchos otros bebés de su época, la habían criado usando pañales de tela, pero quería buscar una alternativa que fuera más más moderna. Entonces esta diseñadora industrial empezó a buscar telas y moldes hasta dar con lo ideales. Fue así cono su marca nació oficialmente en 2017.

Estos pañales están hechos de tela impermeable por fuera y cuentan con un bolsillo en el que se inserta una capa de material absorbente hecha de fibra de carbono de bambú, que es antialérgica y anti hongos. La prenda cuenta con 40 broches con los que se puede ir ajustando a medida que el bebé va creciendo, desde que es recién nacido hasta que cumple tres años de edad.

Los pañales se pueden lavar a mano o en la lavadora como cualquier prenda, sin embargo, no se recomienda el uso de jabón en barra porque es hecho a base de grasa animal, así que es mejor usar líquido o en polvo.

“Empecé sola, era la todera, atendía a los clientes por redes sociales. Al crear la pagina web aumentaron las ventas. El año pasado la empresa ya cuenta con nuevos empleados que se encargan del área de marketing, de logística y de atención al cliente. El crecimiento se ha triplicado, y la pandemia también fue un impulso para ello”, cuenta Correa.

Emprendedora colombiana está reduciendo los desechos de pañales con novedosa tecnología

Katherine Correa, creadora de Ókolo.

Según la emprendedora, hoy cerca de dos millones de bebés en Colombia usan a diario pañales desechables, y cabe la pena aclarar que para producir 6.000 pañales desechables (que es lo que usaría un niño entre los 0 y 3 años de edad) se requiere talar cinco árboles. Además, para la producción de un solo pañal se necesitan 15 litros de agua mientras que para lavar un pañal ecológico solo se necesitan 3,5 litros y tiene una vida útil de cinco años.

“La gente cree que con los pañales ecológicos van a gastar mucha agua, y no es cierto. Es solo que las personas no son conscientes de cuánto se gasta en la producción de estos”, dice Katherine.

Otra ventaja que tienen los pañales ecológicos es que, al terminar la vida útil, estos pueden ser recolectados para ser reciclados.

La emprendedora ha pasado de vender 180 pañales mensuales cuando inició a vender entre 800 y 1.200 en este último año. Afirma que muchas personas los adquieren porque ahorran hasta el 80 por ciento del gasto, mientras que otros lo hacen por reducir el impacto ambiental. También han encontrado un nicho de mercado con los bebés que sufren de pañalitis, pues esta prenda es completamente antialérgica.

“Para mi es una satisfacción haber podido experimentar con mi hijo, durante tres años y medio, todo este proceso de creación. Ver que muchas mamás se encontraran interesadas me llena de orgullo, así como ver las fotos de sus hijos usando mis pañales. Veo esto como una labor social de ayudar a las personas económicamente y a contribuir con el cuidado del medio ambiente”, indica Correa.

Las claves del éxito para esta emprendedora tuvieron que ver con implementar tecnología, como hacer la página web y vender pauta por Internet.

“Vender en Colombia es difícil, es importante conformar un buen equipo y aprender a delegar. Es importante siempre buscar oportunidades y apoyo con incubadoras o con programas del Gobierno”, aconseja la joven madre.

La gran meta de Katherine Correa es que cada bebé que nazca en Colombia pueda tener pañales ecológicos, y que a través de este ejemplo se les pueda enseñar sobre el cuidado del medio ambiente, labor a la que también se dedican educando a través de sus redes sociales.