logo
Noticias
Noticias 27/03/2021

Llorando y rezando en una audiencia virtual estuvo hombre acusado de homicidio

El señalado también hirió a su cuñado.

Por : Lina Robles

En esta audiencia virtual se vivieron escenas fuera de lo común. Llorando y rezando en una audiencia virtual estuvo hombre acusado de homicidio.

Visiblemente afectado y presuntamente arrepentido se vio este jueves a José Luis Zabala Morales durante las audiencias preliminares virtuales luego que el Fiscal 25 Seccional, Adolfo Niebles Torres, lo presentara ante el Juez Décimo Penal Municipal con control de garantías y le formulara la imputación por el delito de homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y porte ilegal de armas en Barranquilla.

En la audiencia Zabala Morales lloró durante varios minutos y elevó plegarias al cielo con el fin de obtener el favor de los asistentes y así evitar una elevada sentencia al estar señalado de asesinar a un hombre portando dos pistolas.

Según publicó el portal Zona Cero, Zabala Morales, reconocido como alias ‘Tummys’, no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía y el juez decidió cobijarlo con medida de aseguramiento preventivo en la Cárcel El Bosque de Barranquilla.

‘Tummis’ fue capturado mediante orden judicial el miércoles en el barrio 7 de Agosto por estar presuntamente vinculado en el homicidio de Yamid Enrique Sierra Figueroa, quien recibió un balazo en el cuello, y dejó herido a su cuñado Héctor Andrés Gutiérrez Cepeda con un disparo en el muslo lado izquierdo.

Los hechos ocurrieron en la calle 98 con carrera 13, barrio La Paz, el pasado 7 de marzo.

Las víctimas se encontraban en la casa de Héctor cuando, según testigos, llegó presuntamente alias ‘Tummys’ y empezó a disparar contra ellos para luego darse a la huida.

“Llegó un hombre con dos pistolas y se puso a repartir tiros. Mi esposo quedó allí y a mi hermano le dieron uno que le rozó la cabeza y en la pierna”, contó Eliana Gutiérrez, esposa de la víctima mortal al portal Zona Cero.

La mujer aseguró que su compañero sentimental no tenía problemas con nadie y sigue sin entender qué pudo haber pasado.

“Nosotros no vivimos en ese barrio, fuimos a visitar a mi hermano. Vivimos en Los Olivos II. Mi esposo era comerciante, vendíamos arepas y cosas así. También era mototaxi”, dijo Eliana.

Lo curioso del caso es que el agresor cuando llegó le dijo a la pareja que eso no era contra ellos. Sin embargo, aun así, abrió fuego de manera indiscriminada.

“Llegó y empezó a disparar indiscriminadamente. Dijo esto no es con ustedes y empezó a disparar”, precisó la mujer.

Llorando y rezando en una audiencia virtual estuvo hombre acusado de homicidio.