logo
Noticias
Noticias 26/03/2021

El dinero de la pandemia, ¿en qué se gastó?

Para esta emergencia sanitaria, el manejo de los recursos la hizo la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastre (UNGRD) a través del Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome).

¿Cuánto dinero ha gastado el Gobierno en total para atender la pandemia por el coronavirus?, ¿de dónde salió esa plata?, ¿en qué se la gastaron?… Dudas como estas rondan a diario en la cabeza de miles de colombianos, quienes ya están asustados por la reforma tributaria que se viene en este 2021 y que será tramitada en el Congreso con mensaje de urgencia para solventar la crisis económica en la que quedó el país tras la pandemia causada por el coronavirus.

Y es que, aunque se han conocido cifras exactas en algunos casos, como lo invertido en Ingreso Solidario, devolución del IVA; subsidio a las nóminas, aumento de camas UCI y compra de ventiladores, no hay un informe detallado y visible para los colombianos donde se pueda hacer una veeduría rápida y sencilla.

Hasta el momento se conocen análisis realizados por el Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana y por la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) que dejan más dudas que respuestas.

Por ejemplo, Ariel Ávila, panelista en Canal Capital y subdirector de Pares, reveló la semana pasada que el 72% de los contratos que se revisaron de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastre (UNGRD) tienen cuestionamientos por nexos políticos o por contratar con empresas con antecedentes fiscales.

¿Quién administra el dinero?

Lo primero que se debe dejar claro es que el Ministerio de Salud no es el encargado de administrar los recursos que se han gastado durante el año de pandemia que cumplió Colombia.

Fue el pasado 23 de marzo del 2020 cuando el Gobierno creó el Fondo de Mitigación de Emergencias – FOME. Este fondo le proporciona liquidez a la Nación, pero también a los bancos y empresas privadas, públicas o mixtas que resulten afectadas económicamente en la pandemia.

La UNGRD fue asignada como ordenadora del gasto de los recursos de ese fondo y a raíz de la emergencia sanitaria por el coronavirus se creó la Subcuenta ‘Mitigación de Emergencias –COVID19 – MECOVID-19’. Según indica la misma página de la entidad, esta subcuenta está designada a la adquisición de insumos médicos, dotaciones y demás elementos necesarios para el Sector Salud.

Posible corrupción en la UNGRD

La investigación de Pares tomó como muestra 36 contratos que firmó desde mayo de 2020 la UNGRD por un valor total de $347.248.025.060. Dichos contratos se hicieron “con personas jurídicas y naturales en el marco de la Subcuenta Covid19 para la Mitigación de Emergencias… identificando las corrientes políticas y conexiones con el poder de quienes han resultado beneficiarios de la contratación en medio de la crisis sanitaria”.

A los investigadores les llamó la atención que entre los beneficiarios con millonarios contratos aparecieran políticos de derecha como Enrique Peñalosa, Miguel Uribe Turbay y funcionarios del gobierno de Juan Manuel Santos. Otro gran porcentaje de estos contratos están a nombres de personas investigadas.

“Por ejemplo, hay empresas cuyo objeto social no tienen que ver con temas médicos sino con la venta de licores y juegos pirotécnicos, y aun así fueron contratados por la UNGRD”, indicó Pares.

También resaltaron que todos los contratos están firmados por Eduardo José González Angulo, director general de la UNGRD.

Colombia ha gastado 56% de los recursos para la pandemia

El Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana se ha encargado de hacer una veeduría detallada a Minhacienda y al FOME para que los colombianos tengan a su disposición los datos sobre el dinero que se usó en la pandemia.

Es así como el observatorio informó que, con corte al 3 de marzo de 2021, el país ya se gastó el 73% de los recursos del FOME. Es decir que, de los 40,5 billones de pesos que tiene el Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome), se han gastado más de 29,7 billones de pesos. Aún siguen en reserva 10,8 billones de pesos, es decir el 27% del total.

El problema con este dinero es que al inicio de la pandemia no se usó rápidamente y dejaron en reserva más del 90% de lo que estaba disponible.Según Luis Carlos Reyes, director del observatorio de la Javeriana, “en el Ministerio de Hacienda se discutió la posibilidad de subsidiar las nóminas de las empresas afectadas durante la cuarentena. Se contaba con los fondos y, sin embargo, se decidió no dar esos subsidios”. Esto, terminó acabando uno de cada cinco empleos en el país y para cuando el Gobierno quiso reaccionar, ya era muy tarde. Esta crisis, generada por la pandemia y por decisiones poco efectivas, tiene ahora al país a punto de enfrentar una nueva reforma tributaria que afectará el bolsillo de casi todos los colombianos.