logo
Noticias
/ Internet
Noticias 11/02/2021

Lo que sirve y lo que no sirve para evitar el contagio de coronavirus

Qué hacer y qué no. La Alcaldía de Bogotá inició una campaña para fortalecer actitudes y evitar lo que se ha comprobado que no sirve para prevenir el contagio de coronavirus.

No más tapetes. Propuestas como la desinfección de zapatos o la toma de temperatura en las muñecas serán desincentivadas, según la administración.

Más aire. Habrá un especial énfasis en permitir que los comercios de la ciudad tengan sus ventanas abiertas, y sus comensales también tengan el tapabocas puesto.

El segundo pico de la pandemia del coronavirus en Bogotá pasó con un saldo muy delicado en la ciudad. Durante enero de 2021 más de 2000 personas murieron a causa del COVID-19, y el total de contagios ha llegado a cerca de 700.000. Básicamente, uno de cada 12 bogotanos se ha contagiado del virus, en gran medida por unas medidas de protección que se instalaron en los primeros meses pero han demostrado ser poco efectivas.

Otras, como las reuniones al aire libre, no son utilizadas aunque han demostrado a nivel mundial que permiten prevenir el contagio. Por esto, la Alcaldía de Bogotá ha lanzado una nueva campaña para cambiar esta mentalidad. Con el nombre “detalles que salvan”, busca cambiar la idea de las recomendaciones de bioseguridad para enfocarse en los que sí funcionan contra el covid.

“En 2020 aprendimos muchas cosas: nuevas formas de movernos, nuevas formas de habitar la ciudad, nuevas formas de cuidarnos y de cuidar a los demás. En este 2021 vamos a enfocarnos en las medidas que sí funcionan según la evidencia científica y que son claves para que sigamos haciendo frente al coronavirus. Con la pandemia vamos a seguir conviviendo y hasta que no tengamos vacunación masiva, la mejor forma de prevenir contagiarnos, es aplicando los Detalles que salvan”, explicó la alcaldesa Claudia López.

Lo que sirve

La campaña de la Alcaldía plantea enfocarse en tres puntos básicos: asegurar la ventilación de espacios comerciales cerrados como restaurantes, evitar las reuniones presenciales y usar permanentemente tapabocas, sobre todo en espacios cerrados como oficinas y centros comerciales.

“Son cosas fáciles de hacer, cotidianas, sencillas y sobre todo muy efectivas. Así como la magia de una gran obra está en sus detalles, también el secreto para prevenir el contagio se esconde en estos detalles de prevención”, dijo el director de Cultura Ciudadana de la Alcaldía, Henry Murrain.

Uno de los elementos importantes es portar bien el tapabocas. En especial, se ha visto que muchos de estos implementos se dejan sueltos, permitiendo que entre el aire y el virus por los “escotes” que deja en la nariz, las mejillas o el mentón. La recomendación es que se trate de un tapabocas que selle completamente la cara, forzando al aire a pasar por entre los filtros. También se ha pedido que las personas que trabajan en oficina no se lo quiten con la excusa de que no los escuchan.

Así mismo, los establecimientos comerciales como tiendas y restaurantes deberán abrir sus ventanas para mejorar la ventilación. Otro problema es que miles de personas fueron vistas en centros comerciales comiendo helados, gaseosas o cafés, sin tapabocas, mientras caminaban tranquilamente, lo que se convertiría en un nuevo caldo de cultivo para el virus.

Finalmente, las reuniones presenciales han sido confirmadas como una fuente de contagios. El 23% de los encuestados por la Alcaldía dijo creer que se contagiaron tras una reunión en su casa, por lo que se pidió evitar las reuniones por un período adicional.

Lo que no sirve

Otras medidas que se habían planteado para impedir el contagio del coronavirus han demostrado que no funcionan. Entre estas está la “desinfección” de los pies mediante tapetes y de las llantas de los vehículos. En miles de negocios y hasta en conjuntos residenciales se ha hecho esa exigencia, pero los tapetes no sirven.

Así mismo, tampoco se insistirá con la toma de temperaturas en las entradas de los comercios. En especial, el hecho de que se tomara en las manos y no en la frente o en el cuello ha sido un tema drástico. Murraín destacó que, de 42 millones de tomas de temperatura registradas en los últimos meses, solo nueve han dado temperaturas superiores a los 37 grados centígrados, que indicarían fiebre.

Incluso, la aspersión de químicos presuntamente desinfectantes como la que se vio en diciembre en las calles de San Victorino ha sido rechazada. La principal medida de bioseguridad, además del uso adecuado de tapabocas, es el aislamiento en caso de síntomas. Y para evitar el contagio, el lavado frecuente de manos con agua y jabón, o con gel antibacterial a falta de lavamanos.

Las cifras

7.636

vacunas contra el coronavirus llegarán a Bogotá durante febrero.

Las vacunas que llegarán a Bogotá

La alcaldesa Claudia López confirmó que el 20 de febrero empezará en la ciudad la vacunación contra el coronavirus. Según la mandataria, se confirmó la llegada de las primeras 7.673 vacunas de Pfizer, con las cuales iniciará la vacunación.

Estas dosis llegarán entre el 18 y 19 de febrero, para arrancar el 20 con la campaña. Estas vacunas irán dirigidas a población mayor de 80 años y a profesionales de la salud en la primera línea de atención contra la pandemia.

La función de la ciudad, como las demás entidades territoriales, será de refrigeración, distribución y coordinación de las EPS e IPS. El próximo sábado se inaugurará el puesto de mando unificado para empezar el proceso de distribución de las vacunas. Más de 6 millones de bogotanos serán vacunados, según las predicciones del Ministerio de Salud.