logo
Noticias
Noticias 04/02/2021

Prácticas pagadas y dignas en el Distrito: el proyecto aprobado por el Concejo

A pagar las prácticas. Los jóvenes universitarios que realizan prácticas y pasantías en las entidades distritales recibirán una importante remuneración.

Listas unificadas. La Alcaldía también mantendrá un sistema para que los aspirantes a practicantes puedan conocer las ofertas disponibles.

La alcaldesa Claudia López recibirá en los próximos días un acuerdo aprobado por el Concejo distrital para dignificar la labor de practicantes en las entidades de la ciudad. El proyecto hará que las prácticas y pasantías que se realicen en todas las entidades públicas del Distrito tengan remuneración y sirvan como un camino para que los jóvenes que salen del sistema educativo puedan acceder a trabajos formales.

El acuerdo fue presentado por los concejales Carlos Fernando Galán (Bogotá para la Gente), Julián Rodríguez Sastoque (Alianza Verde) y Heidy Sánchez (Colombia Humana). Los cabildantes unificaron proyectos diferentes para conseguir una formalización de la labor de estos practicantes en la ciudad. Un elemento particularmente criticado es que estos jóvenes no reciben ingresos, siendo en muchos casos un trabajo no remunerado.

Para esto, los concejales presentaron medidas para “dignificar” las prácticas y pasantías en la ciudad. Estas medidas consisten en la creación, por una parte, de un “Banco Distrital de Prácticas” en el que se registren todas las oportunidades para jóvenes que terminan su educación superior. Este incluye una plataforma web en la que todas las entidades del nivel central y descentralizado del Distrito pongan sus ofertas en niveles de práctica laboral, pasantía, judicatura o relación de docencia de servicio en salud.

“Ese es uno de los problemas que enfrentan muchos jóvenes en Bogotá: no saben cómo acceder a una práctica o una pasantía. Muchas veces no hay divulgación adecuada, no se sabe cómo se escoge o quién entra a una práctica. Con este proyecto, eso se resuelve”, aseguró Galán.

Prácticas con pago

Otra situación importante serán las restricciones para la aplicación de estos mecanismos de trabajo. Todos los practicantes y pasantes vinculados al Distrito tendrán que tener un auxilio de sostenimiento equivalente a un salario mínimo legal vigente (908.000 pesos). Además, todos deberán ser vinculados a una Administradora de Riesgos Laborales durante el período de contratación.

“Las prácticas y pasantías deben constituirse como una experiencia profesional de enseñanza para el primer empleo, mejorando las competencias de los jóvenes y su orientación vocacional. Además, es menester que estén acompañadas de una remuneración económica para mejorar la calidad de vida de los estudiantes”, dijo Rodríguez Sastoque.

Un elemento de gran importancia es que la asignación de las prácticas se hará de una manera meritocrática, y con un enfoque de paridad por género. El proyecto indica que, para contrarrestar la inestabilidad laboral de las mujeres jóvenes, como mínimo el 50% de las plazas asignadas por estos mecanismos deberán ser otorgadas a mujeres.

De esta forma se busca contrarrestar la crisis de desempleo juvenil que afecta a Bogotá. Un estudio de la Universidad Libre realizado en 2018 encontró que en promedio los recién graduados se demoran 31 semanas para conseguir trabajo. Esta situación se ha visto agravada durante el período de la pandemia: más de 130.000 jóvenes perdieron su empleo en Bogotá, según el Dane.

Otros mecanismos que han buscado contrarrestar el desempleo juvenil, como el programa Estado Joven del Gobierno nacional, han sido infructuosos. Según Rodríguez Sastoque, en 2019 solo 91 jóvenes fueron vinculados mediante este programa a entidades distritales, una cifra que consideró “irrelevante”.

La cifra

130.000

Jóvenes perdieron sus empleos durante 2020 en Bogotá, según el Dane.