logo
Noticias
 /
Noticias 25/11/2020

La increíble historia de Maradona

Miles de personas, incluidos importantes personajes del deporte y la política han hecho pública su tristeza por la partida de Diego Armando Maradona

Hoy el mundo se sorprendió con la triste noticia de que el astro del futbol argentino Diego Armando Maradona se despidió de este mundo a los 60 años, dejando un gran halo de tristeza entre los amantes del futbol.

Miles de personas, incluidos importantes personajes del deporte y la política han hecho pública su tristeza por la partida y han reconocido la trayectoria del 10 argentino, que es considerado uno de los mejores jugadores de futbol de la historia.

Maradona fue sin duda una figura muy polémica, que trascendido las canchas de futbol para incursionar en temas tan diversos como la televisión, la música e incluso la política, en el que fue cercano a polémicos líderes políticos.

La historia de este gran personaje de las canchas está llena de claroscuros, pero sobre todo de importantes éxitos y magia dentro de las canchas, que serán recordados por siempre. A continuación te presentamos la increíble historia jamás contada de Maradona:

Maradona nació el 30 de octubre de 1960. Fue el quinto de los ocho hijos de Diego Maradona y Dalma Salvadora Franco, conocida como Tota. Se crio en Villa Fiorito, provincia de Buenos Aires, entre los potreros y la pobreza, donde le empezaron a apodar el Pelusa, por su pequeño tamaño.

Diego Armando creció en un empobrecido barrio y de hecho la familia de Maradona era una de las más pobres de ese barrio, debido a que su papá, quien eres albañil y trabajaba en una fábrica, tenía que mantener a una familia de ocho hijos y su esposa que se dedicaba a las labores del hogar.

Desde muy pequeño su vida estuvo unida a un balón. De hecho su primer contacto con una pelota de futbol fue en su cumpleaños tres, cuando su primo Beto Zárate le regaló su primer balón de futbol.

Cuentan que el joven Diego durmió con el balón durante casi seis meses porque le encantaba y no quería que se lo robaran.

Ya con nueve años entró en el equipo que dirigía su propio padre, lo que generó muchos recelos al ser bastante más pequeño que el resto de sus compañeros. Nunca fue un buen estudiante, pues prefería pasar horas haciendo malabares con el balón.

De acuerdo con la página oficial de Maradona,  a los 10 años, Maradona se unió a ‘Los Cebollitas’, equipo infantil de Argentinos Juniors, en el cual comenzó a demostrar su prodigiosa habilidad y lideró a su equipo a una increíble racha de 136 partidos invicto.

A la inusual edad de 15 años, Maradona, que participaba en la cancha como un enlace que jugaba en la clásica posición del número 10, debutó como profesional en Argentinos Juniors, durante un partido ante Talleres de Córdoba

 

Con Argentinos, Maradona fue 5 veces consecutivas goleador de los torneos de primera división de Argentina (Metropolitano y Nacional) entre 1978 y 1980.

En 1977 y con solo 16 años, Maradona hizo su debut internacional con la Selección Argentina durante un partido ante Hungría y marcaría su primer gol internacional ante Escocia, dos años más tarde, en el Estadio Hampden Park.

Dos años después, en 1979, Maradona lideró a la Selección Argentina Sub-20 a ganar la Copa del Mundo disputada en Japón, torneo en el que obtuvo el Balón de Oro como jugador más destacado.

En 1981, Maradona fue transferido al importante equipo argentino  Boca Juniors y consiguió el Campeonato Metropolitano en su primera temporada en el club.

Apenas un año después dio el gran salto a Europa y en 1982 fue transferido al Fútbol Club Barcelona y ganó la Copa de la Liga de España y la Copa del Rey

Sin embargo, el paso por el Barcelona duró apenas 2 años, ya que fue transferido al Napoli italiano en el año 1984. Fue en este club donde Maradona conseguiría sus mayores éxitos, obteniendo diversos torneos por primera vez en la historia del club napolitano.

Maradona es el único jugador en ser transferido en cifra record dos veces consecutivas: primero al ser transferido desde Boca Juniors a Barcelona de España por una, entonces récord, cifra de 5 millones de euros y, a continuación, al pasar de Barcelona al Napoli italiano, transferencia que marcó otro récord, esta vez en 6.9 millones de euros.

Su excepcional visión, pases, control del balón, capacidad para eludir rivales, habilidad, velocidad, reflejos e inteligencia se combinaron con su pequeña estatura física (1.65m) y fue este bajo centro de gravedad el que le permitía tener una mayor capacidad de maniobra, mayor a la de otros futbolistas.

Además, su presencia en el campo imponía un efecto positivo entre sus compañeros de equipo, que solían mejorar sus performances, al tiempo que producía una sensación de temor entre los rivales.

Maradona también tuvo una gran carrera en el futbol internacional con su amada selección argentina, siempre posando el número 10, con la que participó de 91 partidos y marcó 34 goles.

Diego Armando jugó en cuatro Copas del Mundo de la FIFA, incluyendo la de 1986 en la que capitaneó a su Argentina campeón. Lideró a su equipo y lo llevó hasta la victoria final ante Alemania Occidental.

En ese mundial celebrado en México, Maradona recibió el Balón de Oro al mejor jugador de un torneo en el que marcó 5 goles y dio 5 asistencias, teniendo el ápice de su rendimiento en el partido de cuartos de final ante Inglaterra en el que marcó los dos goles del triunfo por 2-1.

Esos goles  entraron en la historia por motivos diferentes: El primer gol marcado a través de su mano derecha y que, al no ser penalizado, acabó por conocerse como ‘La Mano de Dios’ y el segundo fue una carrera de 60 metros evadiendo cinco jugadores rivales y que fue votado como ‘El Gol del Siglo’ por los usuarios de FIFA.com en el año 2002.

Maradona

Cinco días antes de cumplir 37 años de edad, Diego Armando Maradona jugó su último partido oficial con la camiseta de Boca Juniors, el equipo de sus amores, un 25 de octubre de 1997. Y no fue en un encuentro cualquiera: el cuadro Xeneize enfrentó a River Plate en el Monumental de Buenos Aires. Boca ganó 1-2 de visitante y el mítico jugador argentino salió al campo con el gafete de capitán.

Días después de ese partido, Diego Armando decidió anunciar su retiro un día después:  “Con todo el dolor del mundo, ha llegado el momento de anunciar mi retiro. Se terminó el jugador de futbol”.

Maradona fue entrenador de dos equipos argentinos, Deportivo Mandiyú y Racing Club, y uno de Emiratos Arabes Unidos, Al Wasl. En 2008 fue contratado como entrenador de la Selección Nacional de Argentina, a la que dirigió hasta la Copa del Mundo de 2010.

Maradona también dirigió en el futbol mexicano, aunque en la liga de descenso, donde estuvo al frente de los Dorados de Sinaloa en 2018.

A principios de noviembre de este año y a unos cuantos días de haber cumplido 60 años, Maradona fue internado en un hospital, donde fue operado de urgencia por un hematoma cerebral.

Ocho días después fue dado de alta y permanecía en su casa, donde este 25 de noviembre se despidió de este mundo.