logo
Noticias
 /
Noticias 25/11/2020

El déficit de TransMilenio se disparó durante la pandemia: ¿riesgo de quiebra?

Graves denuncias. La concejal María Fernanda Rojas aseguró que el déficit de TransMilenio creció notoriamente durante los cuatro años de gobierno de Enrique Peñalosa.

Operando sin gente. Además del aislamiento, las restricciones de capacidad han puesto más presión al sistema en todas sus operaciones.

El sistema TransMilenio ha sufrido algunas de las afectaciones más graves de sus 20 años de historia por la pandemia. Luego de la crisis económica que condujo al otrosí para rescatar el sistema, la falta de movimiento de millones de bogotanos ha hecho que el sistema se enfrente a una grave crisis económica. Aunque el sistema ha dicho que puede resistir, el riesgo de quiebra es latente.

Según el sistema, el déficit de TransMilenio viene de mucho tiempo atrás. Uno de los mayores problemas fue la quiebra de los operadores Coobús, Egobús y Tranzit, que dejaron sin transporte a varias localidades de la ciudad. La situación es más crítica en Suba Centro, Fontibón, Usme y Perdomo, las zonas abandonadas por los operadores quebrados.

Para garantizar la estabilidad de los demás operadores, en 2019 el sistema firmó un otrosí a sus contratos de operación. Este permite contar con nuevos recursos para reemplazo de buses, licitar nuevamente las zonas en operación e incluso, ha permitido contar con el acceso a buses de tecnologías limpias. La flota de 13 alimentadores eléctricos que entró en operación a principios de noviembre en el sector de Perdomo se consiguió, por ejemplo, mediante este otrosí.

A pesar de esto, las finanzas del sistema no se encuentran estables. Con el inicio de la pandemia el flujo de pasajeros se redujo al mínimo, y aunque el sistema mantuvo la operación con el 100% de flota, solo se permitió un 35% de capacidad. Actualmente la capacidad autorizada es del 50% en el total del sistema, lo que hace que los buses troncales pasen a veces llenos en hora pico, pero los zonales pasen vacíos.

¿El otrosí problemático?

Según la concejal María Fernanda Rojas, el otrosí entre TransMilenio y los operadores no ha salvado al sistema. De hecho, la concejal aseguró que el déficit de TransMilenio se disparará a 2 billones de pesos, luego de haber aumentado de $700.000 a 900.000 millones en los cuatro años de la Alcaldía de Enrique Peñalosa. El déficit proyectado por la administración saliente para 2020 fue de 1.1 billones de pesos.

“Los contratos, obviamente, nunca contemplaron una pandemia, el déficit estará alrededor de los 2 billones este año. En buen parte porque solo el 25% de la remuneración del zonal es por pasajero. El resto, y todo el zonal dependen del número de buses y los kilómetros recorridos”, aseguró Rojas a PUBLIMETRO.

Esto implica que el avance de buses vacíos por las calles fue un desangre para la administración distrital. También tuvo un grave efecto el aumento de uso de bicicletas impulsado por la propia Alcaldía, con la instalación de ciclorrutas temporales y bicicarriles en algunas de las principales vías.

Rojas propuso que se creara un operador público para administrar el sistema, debido a la ineficiencia de los privados en el Sitp. ” Han mostrado ser muy ineficientes en su modelo de negocio y tienen una posición muy cómoda que no los obliga a mejorar”, aseguró la cabildante.

TransMilenio responde

El déficito de TransMilenio, a pesar de las denuncias de Rojas, no sería un impedimento para la supervivencia del sistema. Uno de los elementos que indica TransMilenio SA para asegurar esta posición es que, aunque el déficit en pesos aumentó, la medida por usuario se redujo en pesos constantes. El Distrito ha mantenido subsidios para cubrir la diferencia entre tarifa técnica y tarifa al usuario, que en 2015 era de $693 por viaje.

“Si se mira el subsidio de $792 de 2019 teniendo en cuenta el IPC, este valor equivaldría a $672 de 2015. Es decir que, en términos reales, actualmente el subsidio por pasaje es menor que en 2015”, indicó TransMilenio a PUBLIMETRO. Además, este incremento habría estado basado en los costos de las operaciones de cambio de flota.

Estas cifras no incluyen la drástica disminución de la recaudación, de casi el 70%. “El Sistema obtenía $48.100 millones de ingresos por tarifa usuario, es decir, validación de pasajes. Desde el 22 de marzo hasta el 14 de noviembre el ingreso promedio semanal fue de $14.738 millones. En estas 35 semanas el sistema ha dejado de percibir $1 billón 158.000 millones”, afirmó TransMilenio.

Para la financiación del déficit de TransMilenio, el sistema no ha decidido aumentar los precios de los pasajes. Sí se han tomado fuentes alternas de financiamiento, como los cobros por evadir pico y placa, y se espera usar otros mecanismos como el cobro de estacionamiento en vía.

La cifra

4.766

Millones de pesos diarios ha dejado de recaudar TransMilenio a causa de la pandemia.

Vea más noticias de Bogotá, Colombia y el mundo aquí

Siga a Publimetro en Google News