Las obras que darán nuevas conexiones al occidente de Bogotá y Cundinamarca

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Para particular y público. Las conexiones al occidente de Bogotá serán completamente cambiadas, con acceso a transporte público, ciclorrutas y dos nuevas vías.

Trabajo conjunto. La Alcaldía y la Gobernación trabajarán para crear nuevas vías conectoras entre el norte y el sur de Cundinamarca, y evitar que el tráfico pesado entre a Bogotá.

¿Cambio de marcha? El acuerdo de conexiones al occidente de Bogotá incluye la construcción de TransMilenio por la calle 13, obra que había rechazado la alcaldesa.

La instalación de un bicicarril en la calle 13 se ha convertido en una pesadilla para miles de bogotanos y habitantes de municipios cercanos. La obra destacó los graves problemas que se ven en las conexiones al occidente de Bogotá: las vías que comunican a la capital con las provincias Sabana Centro y Sabana Occidente de Cundinamarca están saturadas. La construcción en municipios como Mosquera, Funza, Madrid y Tenjo han hecho que estas vías sean cada vez más congestionadas.

Ante esta crisis, y luego de una reunión de emergencia, la Alcaldía y la Gobernación decidieron trabajar en conjunto con un paquete completo de obras que mejore la conectividad entre ambos lados del río Bogotá. Para esto, incluso, se revivió uno de los proyectos más polémicos de la alcaldía de Enrique Peñalosa: construir una troncal de TransMilenio en la calle 13.

Las vías nuevas

Dos nuevas conexiones al occidente de Bogotá entran a hacer parte de este paquete anunciado por la alcaldesa Claudia López, el gobernador Nicolás García y la ministra de Transporte, Ángela Orozco.

La primera es un proyecto largamente esperado, que busca conectar la localidad de Engativá con la vía Funza – Siberia expandiendo la calle 63. De esta forma, por el costado norte del Aeropuerto El Dorado se extendería la vía, descongestionando la calle 80. Además, se daría una entrada alternativa a la carga que ingresa desde las zonas industriales de Funza, Siberia y Mosquera hacia el Aeropuerto.

El segundo proyecto daría una gran vía alterna al suroccidente de la ciudad, desde la actual glorieta de la avenida Ciudad de Cali con Américas. La vía se extendería por la localidad de Kennedy y el área rural de Mosquera hasta la vía de Los Puentes. Allí se podría continuar hacia el sur con la carretera La Mesa – Girardot, por el alto de Mondoñedo hacia Soacha, o por el oriente hacia Mosquera y Madrid.

Un tercer proyecto, sumamente ambicioso, daría una variante perimetral completa a los vehículos que atraviesan Bogotá de sur a norte. La vía pasaría por Mosquera, Madrid, Tenjo, Tabio y Cajicá, mejorando vías alternas como la vía Puente Piedra (entre Madrid y Tenjo) y la variante Molino – Naveta para rodear Cajicá. La obra tendría 56 kilómetros de extensión y daría una conexión más rápida entre la Autopista Sur y la autopista a Zipaquirá. Por último, el convenio suma la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente en su tramo entre las calles 13 y 80.

Más transporte público

El otro punto clave de las conexiones al occidente de Bogotá será el transporte público. Además de la obra ya confirmada de Regiotram de Occidente, la alcaldesa sumó a la ciudad en el proyecto Regio Norte, entre Gran Estación y Zipaquirá. Este permitirá dar alternativas a los habitantes de la Sabana norte y la localidad de Usaquén. Ambos sistemas entrarán en estudios para la conformación de un sistema de pago unificado, intercambios físicos y operacionales.

El punto más polémico es la expansión de la calle 13, la cual contará con una troncal de TransMilenio. Según los anuncios de la alcaldesa, la obra irá desde Puente Aranda hasta Fontibón, expandiendo la crucial vía. Se construirán intercambiadores en las avenidas Américas, 68, Boyacá y Ciudad de Cali, además de nuevos puentes vehiculares en los cruces con la avenida Constitución, la calle 17 al ingreso de Fontibón, y la carrera 128.

Finalmente se contará con la construcción de 22 kilómetros de infraestructura para biciusuarios, la cual incluye el bicicarril de la calle 13 que motivó la polémica. "Toda esta visión de integración, pensada desde el desarrollo de la movilidad sostenible se enlaza a la perfección con los conceptos de la ciudad para la gente que le apuntan a darle prioridad al transporte público como pilar de la vida urbana", dijo la ministra Orozco.

La cifra

76

kilómetros de nuevas vías se construirán en el marco del convenio de conexiones al occidente de Bogotá.

Vea más noticias de Bogotá, Colombia y el mundo aquí

Siga a Publimetro en Google News

Loading...
Revisa el siguiente artículo