logo
Noticias
/ Cortesía
Noticias 28/10/2020

Miles de árboles buscarán reverdecer el Mochuelo Bajo

La reforestación en las laderas de Mochuelo Bajo busca ayudar a la recuperación del medio ambiente del área aledaña al relleno Doña Juana.

La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) y el Jardín Botánico han adelantado una campaña para dotar con más de 12.000 árboles y arbustos a la vereda Mochuelo Bajo. La zona, una de las de mayor afectación ambiental en Bogotá por la cercanía del relleno Doña Juana, buscará reverdecer con este proceso de reforestación.

El sector, en zona rural de Ciudad Bolívar, es uno de los de menor cantidad de árboles en toda la ciudad. Los cálculos de la entidad indican que en el área solo hay un árbol por cada 15 habitantes, por lo que el proceso de resiembra es crucial. Para esto, se destinaron 8 hectáreas en dos cerros de la localidad, las cuales serán reforestadas con más de 12.000 árboles.

El proceso de siembra de árboles y arbustos en el Mochuelo Bajo buscará ayudar a la recuperación ambiental del sector. En la zona, afectada por malos olores y vectores originarios de Doña Juana, se plantean trabajos de restauración y revegetalización con el fin de disminuir estos vectores y proteger el medio ambiente aledaño.

El proceso inicia con los predios que ha comprado la Uaesp alrededor del relleno sanitario. Luego, con la colaboración del Batallón 13 del Ejército, la Uaesp y la comunidad local, se ha ejecutado la siembra de estos árboles. Además de la limpieza del aire se busca rehabilitar la cuenca hídrica de la quebrada Aguas Calientes que pertenece a la microcuenca Yerbabuena, la cual vierte sus aguas al río Tunjuelo.

Estas acciones fortalecen la estructura ecológica principal al mejorar la conectividad biológica con los cerros El Gavilán y El Cable, mediante la recuperación del bosque originario y la consecuente generación de hábitats y posibilidades de movilidad para especies de animales. En el área se han sembrado plantas como robles, cedros, nogales, chicalás, arrayanes y uchuvas, nativas de la zona.

Operaciones como estas se adelantan en las fronteras ecoambientales de Bogotá, para fortalecer la conectividad medioambiental y mitigar el impacto de la acción humana, la industria y la vivienda en los ecosistemas de la Sabana de Bogotá y la Cordillera Oriental.

Vea más noticias de Bogotá, Colombia y el mundo aquí

Siga a Publimetro en Google News