Compañeros de soldados acusados de violar a niña embera entregaron su testimonio

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

El caso de violación de siete soldados del Ejército a una niña embera avanza su curso en la Procuraduría.

Este viernes continuó la audiencia disciplinaria contra siete soldados del Ejército, acusados de violar una niña embera de 12 años de edad. Los soldados adscritos al batallón de Alta Montaña número 5 habrían raptado a la niña en zona rural de Pueblo Rico (Risaralda).

Luego de retenerla durante varias horas, habrían abusado de ella. Luego de que el pasado 21 de junio se divulgara el caso, los siete soldados fueron trasladados a una cárcel de Bello para su judicialización.

En esta acción, varios compañeros de los soldados fueron convocados a testificar en el caso. La versión de todos indica que los superiores de los siete soldados, el sargento viceprimero Juan Carlos Díaz y el cabo primero Hernández, pidieron que no revelaran a las autoridades el paradero de los uniformados.

El testimonio de uno de estos soldados, según El Espectador, indica el nivel de encubrimiento. En su relato aseguró que se enteró de los hechos al día siguiente, es decir, el 22 de junio, cuando el sargento viceprimero Díaz ordenó que todos los soldados debían formarse, luego de que ese superior hablara con los familiares de la niña embera que llegaron hasta el colegio donde estaban asentados los uniformados para para buscar a los culpables.

“Nos formó y la niña tuvo que señalar a quienes estuvieron con ella y señaló a Yair Steven González, a (Juan Camilo) Morales Poveda y a (Luis Fernando) Morales Mendoza. Ellos dijeron que no habían estado con ella y los indígenas se fueron. Nos sacaron de allá de Santa Cecilia y nos llevaron al Batallón San Mateo, en Pereira", dijo el soldado. Aceptó que había mentido en una declaración previa ante la Fiscalía.

Otros soldados aseguraron que vieron a la niña embera en el sector, sola. Además, todos confirmaron que no revelaron ante la Fiscalía todo lo que sabían en la primera declaración. Esta se dio en Pereira, donde los siete uniformados habrían aceptado voluntariamente que cometieron la violación.

Vea más noticias de Bogotá, Colombia y el mundo aquí

Siga a Publimetro en Google News

Loading...
Revisa el siguiente artículo