Patrulleros del caso Javier Ordóñez reconocieron que le pegaron en el CAI

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Los patrulleros del caso Javier Ordóñez aceptaron su responsabilidad en las patadas y golpes que provocaron su muerte.

A pesar de la petición de nulidad que presentó el agente Juan Camilo Lloreda, el proceso por la muerte de Javier Ordóñez sigue en la Procuraduría. El proceso se lleva contra los patrulleros Lloreda y Harby Damián Rodríguez. Ambos patrulleros del caso Javier Ordóñez reconocieron que golpearon en el CAI al abogado de 43 años.

Rodríguez narró lo ocurrido en esa madrugada del 9 de septiembre, que según el agente, empezó con un enfrentamiento con barras de Millonarios. "Al parecer habían tenido problemas con Javier y sus acompañantes", afirmó. Luego dispersaron a los barras bravas, pero el grupo de Ordóñez no lo hizo.

"Nos acercamos a Javier y Wilder y les dijimos que se retiraran para sus casas y evitaran problemas, y ellos empiezan a insultarnos, que nos fuéramos de ahí hijueputas, sapos, ladrones, tombos, que eso era problema de ellos", contó.

Posteriormente, según los patrulleros del caso Javier Ordóñez, este habría tratado de atacar la motocicleta de los agentes. ""Javier se viene de frente a la motocicleta, se lanza de frente, y golpea a mi compañero Juan Camilo Lloreda en varias oportunidades en el rostro, casco y cabeza", dijo Rodríguez. Esto habría motivado la golpiza para reducirlo, en sus palabras, y los disparos de pistola taser.

"Cuando logramos reducirlo nos caemos al suelo los tres, mi radio se suelta y lo único que puedo llegar a hacer es poner mi cuerpo para poder sostenerle sus manos mientras mi compañero le dice que coloque las manos atrás, para poderlo esposar. Yo logro esposarlo solo de una mano peor él era un señoro muy grande, con muchísima fuerza", narró el agente.

Cuando llevaron a Ordóñez esposado al CAI, Rodríguez no iba en la patrulla. Al llegar al CAI Villa Luz, el patrullero vio que su compañero lo golpeaba brutalmente. "El compañero Juan Camilo Lloreda lo está golpeando con sus pies aproximadamente 4 veces en el estómago y las costillas”, dijo.

Después, Rodríguez habría salido para recabar más información en el caso con otro agente, con lo que Lloreda habría quedado solo en el CAI. Al volver, ya estaba en muy malas condiciones, por lo que el patrullero acompañó a Juan David Uribe y Wilder Salazar en otra patrulla a la Clínica Santa María del Lago. Allí se enteran de la muerte del abogado.

Vea más noticias de Bogotá, Colombia y el mundo aquí

Siga a Publimetro en Google News

Loading...
Revisa el siguiente artículo