logo
paz
paz 07/10/2020

Así es como Londres llegó a tener la semana de la moda más inclusiva del mundo

7 talentos de distintos países hablan de cómo este evento en una de las grandes capitales de moda, en formato digital, impulsó su talento y las industrias de su país de origen.

Fashion Scout es una plataforma que lleva veinte años aliada con instituciones de moda de todo el mundo para impulsar en la Semana de la Moda de Londres a nuevos talentos de países emergentes. Así es como Londres llegó a tener la semana de la moda más inclusiva del mundo

Más de 900 diseñadores han sido descubiertos en esta plataforma y han sido visibilizados en el evento de la capital inglesa, que es cuna de los talentos más rupturistas y emergentes gracias a su trabajo para potencializar talentos, sus marcas o llevarlos a trabajar con los grandes diseñadores a nivel mundial.

Así es como Londres llegó a tener la semana de la moda más inclusiva del mundo

Metro habló con talentos auspiciados por ellos que presentaron sus colecciones en esta pasada edición y que vienen de tres países muy distintos, pero con talento desde orillas pluriculturales y diversas.

FDC ARMENIA

La Cámara de Diseño de Moda de Armenia se alió a la plataforma Fashion Scout para llevar a varios diseñadores del país asiático, que tiene como valor principal el desarrollo de sus marcas para la internacionalización y su herencia cultural milenaria, así como su artesanía.

Sin embargo, cada diseñador muestra visiones múltiples de su país. “Hay una nueva generación de jóvenes y creativos diseñadores que han hecho resaltar a la moda armenia desde antes que existieran varios diseñadores trabajando para clientes especiales. También el mercado local está orgulloso de vestir diseñadores locales. Como país nuevo, tenemos una rica herencia cultural, artesanía, hecha desde una perspectiva moderna, casual y creativa. Londres es donde puedes mostrarte inusual y distinto. Por eso es que mostramos nuestra herencia en la mejor capital creativa del mundo, donde puedes visibilizarte y promocionarte”, explican los creadores de Loom Weaving, fundada en 2015  para revivir técnicas de bordado de su país que combina diseño innovador con elementos naturales.

“Armenia tiene un gran potencial y talento, aunque la falta de exposición puede ser desmotivadora. El mercado local es relativamente pequeño y limitado y esto afecta el nivel de creatividad, ya que tienes que crear productos que garanticen ventas. London Fashion Week ayuda a los diseñadores a buscar su propia unicidad, así como exposición a otros canales otrora inalcanzables y para abrir nuevas rutas para oportunidades rentables”, explica la diseñadora Natacha Kalyafan, creadora de la marca MadeBy, que hizo una plataforma web para seguir expandiendo su negocio, enfocado en joyas de autor basados en su herencia cultural, hechas por habitantes rurales en situación en desempleo donde emplean métodos de economía circular.

“La Semana de la Moda de Londres ha dado a los diseñadores armenios una voz”, cuenta Galine Vartanian, creadora de la marca Galine Galine. “Fashion Scout es un gran ejemplo de una plataforma que busca y visibiliza talentos ocultos de nuevos países que como el nuestro habían sido inexplorados en este terreno. Al menos en el mío, los creadores narran a un tipo diferente de mujer, que se opone al ideal de sensualidad ruidosa. Esto podría ser refrescante, porque es una imagen que muestra un nuevo ideal. Creo que la Semana de la Moda de Londres ha llegado a una audiencia más global en este formato”, enfatiza la diseñadora, que se enfoca en una mirada más intelectual y única sobre siluetas y patrones.

Kenia-Creative DNA

Esta plataforma, en alianza con el Concilio Británico, visibiliza a los talentos creativos del país africano, que ha desarrollado su industria de moda a través de la sostenibilidad y su herencia originaria. Por supuesto, apoyados por Fashion Scout.

“Ser parte del programa Creative DNA del Concilio Británico y para adquirir conocimiento me ha dado muchas oportunidades para la marca. A través del programa y de la ayuda de Fashion Scout pude presentar mi colección digital y ser parte del panel donde hablo de mi crecimiento. Es una gran oportunidad para las marcas pequeñas especialmente acá en Kenia, que no tienen los recursos para viajar y participar en una semana de la moda así y alcanzar a más gente de forma internacional”, explica a Metro Sharon Wendo, fundadora de Epica Jewellery, que rediseña el origen en piezas vibrantes y contemporáneas.

Esta también es la línea creativa de Jamie Bryan Kimani, creador de Sevaria, que expande este universo a la sastrería contemporánea y reinterpretación de la cultura masai: “Creemos, como marca, que los recursos no son desperdiciados. Trabajamos con comunidades como la Masai, que hacen nuestros bordados y nuestros sastres vienen de comunidades vulnerables”, afirma.

Esto va en consonancia también con el crecimiento de una industria que se ha desarrollado en los últimos años en paralelo con otras potencias como Nigeria y Sudáfrica.“Nuestra industria de moda está desarrollándose en términos de creatividad e ideas. Pero acceder a mejores oportunidades y desafíos, es lo que hace este programa para insertarnos en la moda global. Además, en este formato digital, podemos hacer nuestro talento más accesible y en Londres es donde puedes ver a diseñadores relativamente desconocidos de todo el mundo alcanzar una audiencia global”, le explica a Metro Navalayo Osembo, diseñador y fundador de la marca de sneakers Enda Running.  

Corea

Hanacha Studio también hace parte de la plataforma Fashion Scout. Su creadora, la diseñadora coreana Hana Cha, que está en Londres, ha creado  una marca que se basa fuertemente en la exploración del arte del siglo XX, y la redimensión de las siluetas.

“El arte es lo que captura mis ojos, por lo que he tomado de referencias el modernismo, el cubismo, el Bauhaus y minimalismo. Así, he logrado reinterpretar un lenguaje visual de las siluetas a través de la simplificación y veo cómo esto se puede trasladar a aspectos académicos”, le cuenta la diseñadora a Metro.

A su vez, sobre su participación en Londres Fashion Week, sus desafíos fueron los aspectos técnicos, pero alaba que el formato digital, en medio de la pandemia, sea el futuro de la moda. “De alguna manera”, afirma, “es más eficiente y aceptable no tener barreras físicas para presentar una colección. En este punto de vista tenemos una posibilidad para muchas colecciones de ahora en adelante”.