Colombia recupera 248 hectáreas de parque natural amenazado por deforestación

Por EFE

Más de 248 hectáreas del Parque Nacional Natural de La Macarena, situado en el departamento del Meta y amenazadas por la deforestación y los cultivos ilícitos, fueron recuperadas al culminar la sexta fase de la Campaña Artemisa. Colombia recupera 248 hectáreas de parque natural amenazado por deforestación.

La operación fue desarrollada por las Fuerzas Armadas, la Policía, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Fiscalía General, Parques Nacionales Naturales y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) en esa área protegida del centro del país.

"Fueron capturadas ocho personas, siete de ellas en flagrancia y una por orden judicial que deberán responder por su presunta responsabilidad en los delitos de invasión de áreas de especial importancia ecológica, daño en los recursos naturales y fabricación o porte de armas de fuego", dijo el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, al visitar el caserío de Nueva Colombia.

Con la Campaña Artemisa, una ofensiva del Gobierno contra la deforestación, han sido protegidas 6.165 hectáreas de bosque desde abril de 2019 en departamentos como Meta, Guaviare, Caquetá y Putumayo.

"En estos lugares los criminales han intentado acabar con zonas de nuestros parques nacionales deforestando, ocasionando incendios y construyendo vías de acceso de manera ilegal en muchas ocasiones con el objetivo de sembrar coca", detalló Trujillo.

Según el jefe de la cartera de Defensa, las bandas criminales deforestan para llevar a cabo actividades ilegales de ganadería extensiva en áreas de protección natural.

"La protección de los parques nacionales naturales es fundamental para el bienestar de los colombianos y por eso la fuerza pública adelanta operaciones de control al tráfico de fauna y flora, al tráfico de madera ilegal, de control de incendios forestales y erradicación de cultivos ilícitos", agregó el ministro.

Colombia recupera 248 hectáreas de parque natural amenazado por deforestación

CRÍMENES CONTRA LA BIODIVERSIDAD

Trujillo aseguró que "cada hectárea destruida, sea cual sea la razón para hacerlo", es vida que se está "extinguiendo", y señaló que nada deforesta más en Colombia que el narcotráfico y otras actividades ilegales.

Según el ministro, entre el 1 de enero y el 27 de agosto de este año se han incautado 300 toneladas de clorhidrato de cocaína.

"Es decir, 300.000 kilos de esa droga, que necesita para la producción de un solo kilo el uso de 832 kilogramos de hoja de coca y el vertimiento de 700 litros de químicos en ríos y bosques", detalló Trujillo al aclarar que para producir un kilo y medio de cocaína se necesita la hoja sembrada en una hectárea de bosque.

"El mal que le hacen al país (los narcotraficantes), el mal que le hacen a esta región y al mundo es incalculable por la riqueza que esto significa no solamente para nuestra nación. El país tiene que tener claro que la prioridad debe ser acabar con los cultivos ilícitos", afirmó.

Al menos 158.894 hectáreas de bosques fueron deforestadas en 2019 en Colombia, país que tiene una situación crítica en la Amazonia, donde el año pasado se destruyeron 98.256 hectáreas, según cifras del IDEAM de julio pasado.

Las principales causas de la deforestación en Colombia son la praderización, que es la conversión de extensiones de bosque húmedo tropical a nuevas áreas de pasto dedicadas a la ganadería, los cultivos ilícitos y la extracción ilegal de minerales.

EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo