BMW 218i Gran Coupé: la entrada al redondel

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Tracción delantera. El BMW 218i Gran Coupé es un vehículo que va totalmente en contra de la tradición de la marca alemana. 

Cuestión de precios. Con un motor más pequeño y la tradicional caja automática ZF, la marca se ha enfocado en masificar sus accesos. 

¿Qué hace a una marca ser lo que es? En el caso de BMW, es el símbolo de los sedanes compactos desde los tiempos de los sedanes 1602 y 2002. En esta era de SUVs, los alemanes son vistos como los maestros del sedán deportivo, preferiblemente con tracción trasera. A pesar de esto, el alto costo y el crecimiento de los vehículos de las series 3 y 5 han provocado una expansión a gamas compactas. Este crecimiento se nota en el BMW 218i Gran Coupé. 

Hay que dividir su nombre para explicar qué tipo de vehículo es. 218 implica que hace parte de la Serie 2, compuesta por vehículos compactos de tracción delantera con mecánicas compartidas con los Mini. Con menos de 4,5 metros de largo, sus dimensiones son muy cercanas a los E30 y E36.  Por su parte, Gran Coupé hace referencia a un diseño de 4 puertas con un corte más agresivo, a mitad de camino entre el sedán de tres volúmenes y el hatchback. 

Desafortunadamente, este modelo no tiene la gracia estética a la que BMW nos tiene acostumbradosEl corte trasero tiene unas líneas alejadas de la tradición de la marca, con un baúl desproporcionado y luces traseras que parecen fuera de lugar. Esto choca con las líneas de la parte delantera, con la parrilla de doble riñón y las luces LED delanteras características de los productos de Múnich. Además, el corte hace que los ocupantes de las sillas traseras viajen muy incómodos si miden algo más de 1.75 metros. 

Es una lástima, pues el interior mantiene el estándar de sus hermanos mayores. El tablero digital, el sistema de infoentretenimiento iDrive con control por rueda y el diseño de las sillas son muy similares a las de un Serie 7 o una X5. A pesar de esto, los materiales no se ven tan cuidadosamente escogidos, demostración de un vehículo diseñado para competir por precio y no únicamente por calidad. 

Que se mueva 

El BMW 218i Gran Coupé cuenta con un motor de 3 cilindros y 1.5 litros de capacidad, compartido con los Mini Cooper y Countryman. este motor produce 140 caballos de potencia, y está acoplado a la excelente transmisión ZF de 8 velocidades propia de la marca alemana. 

En uso normal, la tracción delantera es transparente y no deja la duda de ser un BMW. El vehículo ofrece una reacción rápida en ciudad, además de una facilidad muy destacada para maniobras en espacios congestionados como parqueaderos; el problema empieza al sacar el vehículo a las carreteras, donde se notan las falencias de la tracción delantera. 

En uso más exigente, la conducción no es tan divertida cómo lo sería en sus hermanos de las series 1 y 3. También se nota más torpe que un Mini Cooper, lo cual sorprende al conocer los objetivos de la marca. A un vehículo con redondel se le exige mucho más, y aunque el gran Coupe es competente, queda corto ante las expectativas que generan sus hermanos. 

Accesorios suficientes 

Como cabe esperar en un vehículo de gama alta, el BMW 218i Gran Coupé viene con una extensa suite de accesorios y asistencias. Seis airbags, asistencias de parqueo, de aviso de accidente, cámara de reversa con control de tráfico cruzado, luces LED y aire acondicionado bizona son parte del paquete básico. 

Hay que hablar del sistema iDrive, que aunque tiene una pantalla ampliada de 12,3 pulgadas y táctil, mantiene la eterna deficiencia de la marca bávara: solo ofrece Apple CarPlay y no tiene compatibilidad con Android Auto. Finalmente, el precio es competitivo: 138 millones de pesos, pero abre una duda mucho más importante.

¿Para quién está destinado un Gran Coupé? El gomoso de la marca alemana va a querer sentir lo que la hizo la “ultimate driving machine”, que estaría más cerca en un Serie 3 o un Serie 1. Así mismo, quien no esté mirando marcas puede encontrar opciones  más potentes o estéticamente más atractivas en marcas con menor prestigio. 

La conclusión es que, justamente, el redondel de BMW es el gran atractivo de este vehículo. Es un auto diseñado para quienes decir que conducen un BMW, sin que les importe el desempeño o la mecánica. Y para estos clientes, una mejor opción es una SUV X1, que al menos ofrece más espacio atrás... 

El carro en un minuto 

Modelo: BMW 218i Gran Coupé 2020 

Motor: 3 cilindros, 1.5 litros. 140 caballos de potencia, 220 Nm de torque. 

Transmisión: Automática de 8 velocidades con levas en el timón. 

Tracción: Delantera con 3 modos de manejo. 

Pro: Tamaño razonable y el lujo que uno espera de un BMW a un precio competitivo. 

Contra: No tiene la mecánica ni el desempeño que uno espera de un BMW. 

Precio: $138.000.000 

Más noticias aquí

Siga a Publimetro en Google News. 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo