Militares amenazaron con demandar a menor abusada si contaba algo

¡Son unos criminales! Familia de niña indígena abusada teme que su vida corra peligros

Por Publimetro y EFE

La denuncia de la violación de una niña indígena por un grupo de soldados colombianos provocó este miércoles el repudio unánime de la sociedad a los agresores, en momentos en que la conducta de miembros del Ejército es cuestionada en diversos frentes. Militares amenazaron con demandar a niña violada si contaba algo.

La menor de 12 años, perteneciente al pueblo embera katío, supuestamente fue secuestrada y violada el lunes pasado en el caserío de Santa Cecilia en el departamento de Risaralda (centro) por siete uniformados del Batallón San Mateo, según los detalles que aparecieron miércoles en medios locales.

La familia de la menor, que ya habló con la Fiscalía, ha manifestado que tiene miedo por las represalias que puedan tomar contra ellos los militares involucrados en los hechos.

Según ellos, los militares amenazaron a la menor y su hermana con hacerles daño y hasta quitarles la vida, si contaban algo de lo sucedido. Militares amenazaron con demandar a niña violada si contaba algo.

La Fiscalía también conoció que un octavo militar decidió ofrecer dinero a la hermana mayor de la menor a cambio de su silencio.

Entre las cosas más ilógicas, los militares amenazaron con demandarla si contaba algo de lo sucedido.

"¿Miedo? Sí, la verdad, una parte porque es una niña y eso no está bien y además la gente tiene su modo, ¿con qué plata? nosotros como pobres tenemos miedo porque de pronto ellos nos manden a hacer cosas a nosotros, a mi familia; ellos saben quiénes somos nosotros", asegura Felicinda, hermana de la menor abusada por más de siete soldados en Risaralda.  Militares amenazaron con demandar a niña violada si contaba algo.

Fue la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) quien hizo pública la acusación esta mañana en un comunicado en el que el gobernador del resguardo Gito Dokabu-embera katío, Juan de Dios Queragama, solicitó a las autoridades la entrega de los militares implicados a la justicia indígena.

"Esta no solo ha sido una agresión para nuestra niña y su dignidad como ser humano y como miembro de un pueblo ancestral, ha sido una agresión para todo nuestro pueblo embera katío, y un acto que defrauda la confianza que hemos depositado en ellos como representantes del Estado", expresó Queragama.

También le pude interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo