La agencia de cambio social que busca prender una Chispa en los caleños

Cada miércoles, a las 5:00 p.m., @Calichispa comparte información novedosa en Twitter, Facebook e Instagram. Las bases de datos con las que se realizan los informes están publicadas en la web y son de libre descarga.

Por Lina Uribe Henao

 

Un politólogo bogotano, una psicóloga caleña y un consultor irlandés lideran un emprendimiento que busca movilizar a los ciudadanos alrededor de temas importantes para Cali a través de distintas estrategias. La idea, que nació de las ganas de promover el cambio social que comparten los tres amigos, se llama Chispa y su insumo principal son los datos abiertos publicados en Colombia.

Convencidos de que Cali es el mejor lugar para vivir, Germán, Andrea y Johnny están tendiendo puentes con universidades, periodistas, líderes sociales y público en general con el fin de que la ciudad redescubra su potencial y pase de la queja a la acción. Hace poco, por ejemplo, compartieron un informe que da cuenta de que los homicidios se han reducido a la mitad durante la última década (léalo aquí).

En entrevista con PUBLIMETRO, los emprendedores hablaron de la chispa que los mueve y que quieren despertar en los demás.

Existe la percepción de que la inseguridad va en aumento, pero ustedes hallaron una reducción muy importante en las muertes violentas. ¿Cómo ha recibido la gente este informe?

Germán: Las cifras han causado sorpresa. Incluso, tengo un familiar que no lo podía creer porque cada día, aparentemente, se ven más tragedias y homicidios. En Cali hay cosas que van mejorando y eso hay que reconocerlo. La gente se dice orgullosa de la ciudad y repite el discurso clásico de que es ‘la sucursal del cielo’, pero en las casas se habla de la violencia, de la inseguridad, de la desconfianza… por eso queremos impulsar el cambio social, que no se hace con tres personas sino con muchas.

Han vivido en distintos países y decidieron volver Cali. ¿Qué imagen notan que los habitantes tienen de la ciudad?

Johnny: Hay mucho miedo. En gran parte, el discurso es negativo. Soy irlandés y estoy en Cali desde 2006. Los comentarios que uno escucha como extranjero es que no se le puede creer a nadie, que si caminas solo estás en peligro y que si vas en carro debes subir las ventanas.

¿Podría hablarse de una resistencia a creer que se han tomado buenos rumbos?

Andrea: Hay una paradoja muy interesante. El caleño cree lo que le interesa creer. Tiene unos prejuicios muy claros, como que todos los gobiernos mienten, y si le envían cualquier cadena de WhatsApp se convence de inmediato. En esta ciudad creemos más con el corazón que con la razón. Ese es un problema. Recordemos la noche del 21 de noviembre, después del paro nacional: con cuatro fotografías en redes sociales se sembró el terror.

En ese contexto, ¿para qué sirven los datos con los que trabaja Chispa y cómo logran acercarlos a los ciudadanos?

Andrea: Nuestro primer intento por comprender a Cali desde los datos surgió luego del 21N. Nos gustó el ejercicio y supimos que lo teníamos que hacer de manera permanente para generar conversaciones más allá de las coyunturas. Los datos son públicos, pero en Colombia tienen un porcentaje de uso muy bajo. Pensamos en una plataforma 360 que pueda llegar, incluso, a la gente que no tiene acceso a la tecnología. Hacemos informes y estrategias digitales, pero también pintaremos paredes, entregaremos papelitos, pegaremos calcomanías…

Uno de sus públicos de interés son los estudiantes universitarios, ¿cómo los involucran?

Johnny: Ahora tenemos grupos en cuatro universidades, que están haciendo informes basados en datos públicos que han sido pulidos y verificados por nosotros. Les asignamos tareas o desafíos para investigar.

Germán: Con los datos se pueden hacer muchos desarrollos. En Cali, el análisis aún es muy superficial: por ejemplo, acabamos de tener los dos meses con la cantidad de homicidios más baja y nadie sabe quién dejó de morir, en qué calle, en qué momento… eso es oro en la información.

¿El interés de Chispa es mostrar noticias positivas de la ciudad?

Andrea: No. También vamos a mostrar cosas negativas. Somos neutros en cuanto a posiciones políticas porque queremos seguir siendo independientes. Nosotros le servimos al dato y a lo que este pueda contar. Estamos a favor de que la gente use los datos públicos y mire la información desde otros puntos de vista.

¿Qué otros temas está alistando Chispa?

Johnny: Vamos a analizar datos sobre la calidad del aire, sobre el agua, sobre la educación y los gastos públicos. Incluso hemos pensado en producir datos sobre la calidad del aire con sensores adicionales, porque los que tiene la ciudad no son suficientes. Queremos que la gente también nos diga qué temas les interesaría que investigáramos.



Sobre la reducción de homicidios

El primer gran informe publicado por Chispa se titula ‘La sorprendente realidad de la seguridad en Cali: La historia antes y durante el COVID-19’. Fue elaborado con bases de datos oficiales, que recogían información sobre los homicidios en la última década. Uno de los primeros hallazgos presentados es que de casi 2000 muertes violentas en 2013 se pasó a 1000 en 2019, lo que indica una reducción del 50%. Además, se explica que las principales víctimas fueron hombres entre los 15 y 25 años, cuyo grado académico era bachiller. Por último, se presentan datos de los homicidios durante la pandemia de coronavirus y sobre los delitos sexuales denunciados en Cali, entre enero y abril de 2020.

Más noticias de Colombia, aquí. 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo